Sábado, 05 Noviembre 2016 00:00 Walter Franco

Punto de vista

(re)Peticiones con bombos y platillos

Por Walter Franco Varas

Lo que aquí se expresa es una repetición porque es la enésima queja sobre la repetición excesiva de telenovelas extranjeras en la televisión nacional. Generalmente esas telenovelas ya se emitieron antes en otro canal e incluso en el mismo con éxito en rating y popularidad, pero no parece lógico que se llenen los espacios para enlatados en las grillas de programación con Las mil y una noches, en tres diferentes horarios, en menos de dos años. Asimismo, cómo explicar que un canal que recién renueva su programación anuncie intensiva e incesantemente el estreno de El Clon en su horario estelar de las 20:00, lo que ya se dio el 26 de octubre. Tampoco se han terminado las reemisiones de las clásicas Pasionaria, La Dama de Rosa y Abigail en horarios matutinos de tres canales. Uno de los principales canales en sintonía y gusto popular también anuncia como estreno una de las versiones de Doña Bella, ya vista en el espectro VHF.

Canal UNO ha hecho su especialidad en estos últimos años el reestrenar novelas éxito que ya se vieron en otros canales, actualmente Vecinos, Nuevo rico, nuevo pobre y Prisionera, aunque ya se anuncia constantemente La Teacher de Inglés. Retomando la situación del canal con renovada programación, tómese en cuenta que llenó su horario de las 18:00 con El Joe La Leyenda y ya tenía en curso Niños ricos, pobres padres, Santa Diabla y La Tormenta. En el principal canal UHF de los últimos años por segunda vez, tal vez ya por tercera, se emite en horario estelar Todos quieren con Marilyn. Todas estas novelas gozaron de buena audiencia en sus canales originales en Ecuador, pero no está claro por qué vale la pena reestrenarlas y no arriesgarse con novelas extranjeras de producción más reciente o con reprisse de producciones nacionales.

Siempre se está pidiendo más producción nacional y en el año que va se la ha obtenido con series, miniseries, novelas con tintes de humor y series de comedia salpicadas con drama, o seriales sobre religión y valores, pero aún se privilegia el espacio para producciones extranjeras. A veces incluso se reestrenan, con mucha publicidad interna en los programas de variedad del canal, audiovisuales como El Man es Germán. Parece que la nostalgia de los reinicios y refritos afecta también a la telenovela latinoamericana y sus audiencias.

La campaña de preestreno de El Clon, no la versión de Telemundo sino la famosa de Rede Globo, pareció tener más intensidad que la de estreno de La Virgencita Ecuador o La Trinity. Igual se sintió con las novedosas Las Reglas del Juego o Verdades Secretas en comparación con 3 Familias o El Más Querido. Es decir que nuevas o viejas, las producciones extranjeras tienen más promoción que lo nacional.

Tal vez esa mayor promoción se deba a los éxitos de las telenovelas ahora consideradas clásicas como Pantanal, Café con aroma de Mujer, María la del Barrio, Cebollitas, Mi Gorda Bella, Torbellino, La Reina del Sur y Sucupira, y su éxito en Ecuador. Para qué traer lo nuevo o producir si ya está probado el éxito de lo que se “estrena”. Aunque ahora la Ley Orgánica de Comunicación obliga a limitar ciertos elementos de estos clásicos como pasa ahora con Mi Gorda Bella. (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez:
Viernes, 04 Noviembre 2016 17:11

Google Adsense

Google Adsense