Sábado, 10 Junio 2017 00:00 Columnistas

Urgente creación de escuelas de capacitación política provinciales y regionales (1)

Edmundo Vera Manzo

 La política es la más importante actividad humana porque de ella depende el futuro de un barrio, ciudad, comunidad, región, país y la humanidad. Si los ciudadanos, dirigentes y servidores públicos tienen alta conciencia y compromiso cívico con el servicio de las instituciones públicas, existirá bienestar y felicidad en sus habitantes, caso contrario habrá un deterioro creciente de los servicios públicos, pobreza, malestar e infelicidad de los habitantes y destrucción ambiental. A nivel mundial muchos países se encuentran en retroceso de lo que se había avanzado producto del individualismo, el egoísmo, la no participación ciudadana en los problemas comunitarios, la sobreexplotación de las personas y la naturaleza a cargo de países hegemónicos y empresas que no les importa el deterioro de las condiciones de vida de la mayoría de las poblaciones y la destrucción del planeta. A lo que se suma la falta de preparación y capacitación de los dirigentes políticos y ciudadanos, tanto en ética y moral, la cívica, la honestidad, el afán de servicio a los más necesitados, deficientes conocimientos sobre la administración pública, la dirección de grupos, la gestión del conocimiento y los procesos sociales, económicos, culturales y políticos de la sociedad actual.

 En la mayoría de los países y entre ellos el Ecuador, las élites económicas y políticas se han preocupado principalmente en defender sus intereses y privilegios que en garantizar los derechos de todos. Los pueblos han sido dominados con el engaño y la demagogia. Sigue prevaleciendo la escasa conciencia del pueblo sobre la dirección y administración del patrimonio público que es de todos. La formación cívica y política de los ciudadanos es deficiente. Incluso los bachilleres reciben una formación cívica insatisfactoria. No conocen a cabalidad los deberes y derechos de los ciudadanos que señala la Constitución vigente, que son provenientes de la declaración de los derechos humanos aprobados por organizaciones internacionales que representan a los países, contra las diversas discriminaciones de los niños, de género, sexuales, raciales, discapacitados, al trabajo, la educación, a la salud, a la información, a la participación, etc. No porque sea insuficiente el cumplimiento de un derecho debe ser abolido porque no se cumpla. Todo lo contrario, los ciudadanos deben empoderarse de los deberes, obligaciones, responsabilidades y participar manifestando su protagonismo cívico y político. Las carreras universitarias, con excepciones propias de sus especialidades, no contemplan en sus planes de estudios el desempeño honesto de sus egresados cuando trabajan como servidores públicos que contrarreste a las propuestas de corrupción. Por ello es que profesionales brillantes, talentosos, con elevados conocimientos, poca ética y civismo, caen atrapados en las redes de la corrupción. En la historia del Ecuador hasta el presente, la mayoría de los dirigentes políticos y los más altos funcionarios públicos no han tenido una formación ni capacitación para la administración pública para servir en beneficio del bien común. Debe funcionar la Ley Orgánica de Participación Ciudadana que en gran parte ha sido letra muerta. La Universidad de Estudios Nacionales debe dedicarse exclusivamente a la formación en Ciencia Política, en los niveles de Maestría y doctorado y concursos a distancia de tercer nivel. En todos los niveles del sistema educativo debe fortalecerse la enseñanza de la ética, la moral y el civismo como medio preventivo contra la corrupción. Los partidos políticos que se consideren serios deben crear escuelas de capacitación en ciencias políticas regionales y provinciales para los militantes y dirigentes que podrían desempeñar funciones públicas, para que lo hagan en forma honesta y eficiente. En caso contrario continuará la improvisación, la irresponsabilidad y corrupción en la administración pública. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense