Viernes, 22 Septiembre 2017 00:00 Columnistas

Retornó el prófugo

Carlos Iván Yánez

(Parte Cuasi Policial 1) Mi coronel: El pasado lunes regresó al Ecuador el exsindicalista petrolero FV, quien hace unos meses fugó al Perú cuando le quisimos capturar por un caso del 2013. Ese año, él y su compinche CJ fueron acusados de hackear cuentas privadas y divulgar información reservada.

(Parte Cuasi Policial 2) En esa época hicimos todo lo posible por capturarlos, pero ellos otra vez se disfrazaron como miembros de una organización indígena y se esfumaron. Le digo que fue otra vez porque también en el 2013 escaparon así después de ser sentenciados a 18 meses de cárcel por el delito de injuria, pero no estuvieron presos ni un día.

(Parte Cuasi Policial 3) Por entonces, mi coronel, nuestros informantes nos dijeron que estaban escondidos en la Amazonía. Revisamos cada árbol de la selva pero después supimos que estaban en la casa de unos amigos suyos, donde pasaban chévere acostados en hamacas, chupando y riéndose de nosotros.

(Parte Cuasi Policial 4) Por este segundo caso, mi coronel, CJ se entregó a la justicia y ahora tiene en su pie un dispositivo para saber siempre dónde está. FV, en cambio, fugó y no quiso ni oír de que le pongan ese aparato.

(Mi colega policía Estrella, experto en hacer seguimientos, dice que él tampoco aceptaría que le pongan ese dispositivo, porque así se sabría todo el tiempo por dónde anda, a qué hora y con quién, lo cual le traería problemas inclusive con su mujer).

(Parte Cuasi Policial 5) Mi coronel: El prófugo FV anda diciendo que ha vuelto al Ecuador para entregarse, porque con el nuevo gobierno sí confía en la justicia. Creo que está mintiendo porque al husmear sus pasos descubrimos un periódico peruano llamado La República (abril 20/2017), donde él dice que todo en el Ecuador es falseta y ni siquiera las últimas elecciones presidenciales fueron limpias.

(Parte Cuasi Policial 6) Al llegar al país, FV dio una rueda de prensa. Cuando fuimos a apresarlo él ya no estaba, y los periodistas (jiji-jiji) salían riéndose de nosotros. Mi coronel, me parece muy raro que cuando entró al Ecuador no lo hayan capturado los policías de la frontera. Como verá, estamos fregados, pero sobre todo cabreados, porque no encontramos al prófugo y además su esposa dijo en la televisión que su marido nos había “hecho los pendejos”.

Estamos revisando los vehículos del barrio donde vive FV, pero no hallamos nada. Los vecinos nos dan facilidades para revisar los carros, pero (jiji-jiji) también se ríen y en verdad nos ven como si fuéramos pendejos. Ojalá, mi coronel, cuando usted reciba estos Partes, FV ya esté tras las rejas.

Tenemos indicios de que el prófugo ha viajado a esconderse en la playa, por lo que pido autorización para ir a buscarlo con más equipo y refuerzos. Solicito el apoyo de los policías Estrella, Avilés y Tipán, la asignación de un patrullero en buen estado, cuatro shores de dotación y un galón de bronceador. (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Jueves, 21 Septiembre 2017 18:43

Google Adsense

Google Adsense