Sábado, 24 Septiembre 2016 00:00 Columnistas

Por qué el nombre de los países no alineados

Ketty RomoLeroux G.

El 17 y 18 de septiembre se llevó a cabo en la isla venezolana de Margarita la XVII Cumbre de los Jefes de Estado y de Gobierno del Movimiento de los Países No Alineados, bajo el lema ‘Paz, soberanía y solidaridad para el desarrollo’.

El contenido político e ideológico es profundamente democrático y antiimperialista. Surgió como resultado de la nueva situación que se dio después de la Segunda Guerra Mundial: la derrota del fascismo, el surgimiento del campo socialista y la desintegración de los imperios coloniales.

Sus orígenes se remontan a la conferencia de Bandung, de países de Asia y África, celebrada del 18 al 24 de abril de 1955, en la que participaron 29 Estados de los dos continentes. Fue la primera intervención colectiva en el escenario mundial  de países liberados del régimen colonial y semicolonial.

Tal conferencia se pronunció en defensa de los derechos fundamentales del hombre y de los pueblos oprimidos, contra la discriminación y segregación racial, exigió el derecho a la autodeterminación de los pueblos. Demostró su preocupación por el peligro de la guerra atómica, llamando a reducir el armamentismo.

A comienzos de los años 60, se aceleró la desintegración de los imperios coloniales. Al mismo tiempo se hacía cada vez más evidente la tirantez internacional. Los bloques militares creados por Estados Unidos aumentaron la agresividad contra la Unión Soviética.

En septiembre de 1961 se reunió en Belgrado la Conferencia, en la cual el Movimiento de No Alineación se formalizó orgánicamente. En esencia se creó el programa del movimiento.

En sus orígenes figuraron estadistas relevantes, como Jawahorlal Nehru, Gamal Abd-Al-Nasser, Achmed Sukarno,  Fidel Castro, Josip Broz Tito.

Nehru fue el autor del término de la ‘No alineación’. Comprendió que el destino posterior de los países liberados de la opresión colonial dependería en gran medida de su capacidad para ocupar posiciones independientes en el ámbito mundial. De ahí la necesidad de No Alineación, es decir, no comprometidos con ninguno de los bloques militares existentes.

La Unión Soviética no creó ni un solo bloque militar. Solo había bloques organizados por Estados Unidos. Para los países liberados, la alternativa era adherirse a esos bloques imperialistas o permanecer fuera de ellos.

La tesis formulada por Nehru fue permanecer independiente de tales bloques. Decisión que John Foster Dulles, secretario de Estado de Estados Unidos, calificó de inmoral.

Nehru aclaró que no adherirse a ninguna agrupación no significaba tener una posición de neutralidad, pasividad o aislamiento en los asuntos internacionales. Por el contrario, en la no alineación vio la posibilidad de mantenerse en el acontecer mundial en una forma activa y autónoma.

De ahí que la denominación de países no alineados sigue vigente.

Tales son  sus orígenes. El mismo que en nuestro tiempo prioriza la lucha por la paz mundial, la solidaridad, las causas justas de las naciones y contra el terrorismo en todas sus formas. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense