La información satelital y el desarrollo agrícola

- 14 de marzo de 2017 - 00:00

Es asombroso el progreso de los conocimientos obtenidos por el intelecto del hombre para su supervivencia desde aquellos lejanos días en los cuales solamente contaba con su cerebro para, mediante la observación del crecimiento de las plantas, ciclos de vida y su aprovechamiento, establecer las bases del conocimiento científico de la producción agrícola descifrando con estas nociones las primeras lecciones para sobrevivir en la Tierra.

Actualmente no solo que un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) estudia los medios para instalarse en otro planeta, sino que también para el pasado 7 de marzo se anunciaba por la Agencia Espacial Europea (ESA) realizándose con éxito el lanzamiento de un nuevo satélite de observación de la Tierra, el cual ayudará a la agricultura de precisión en la gestión de las parcelas, observación de  las necesidades de riego y de los tratamientos para el control de plagas y enfermedades de los cultivos. Las imágenes del nuevo satélite de observación de la Tierra también tendrán un impacto más amplio en la gestión del sector agroalimentario de Europa, permitiendo un control más preciso de la producción agrícola y controles más eficaces, vinculados a aspectos de la política agrícola de la UE.

Entre los objetivos de información del satélite también están mejorar la gestión del medio ambiente, comprender y mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad ciudadana. Para ello, tiene previsto lanzar antes de 2027 más de 18 satélites de observación de la Tierra.

El indicado satélite, Copernicus Sentinel-B2, desarrollado duplica la cobertura de imágenes ópticas de alta resolución en la misión Sentinel-2 en el marco del programa Copérnico de la Unión Europea. Con este lanzamiento, se considera que más datos estarán disponibles para desarrollar servicios y aplicaciones innovadoras.

Los datos de alta resolución facilitados por estos satélites son de acceso libre y gratuito; además, se indica que desde ahora mismo se les pueden dar diferentes usos. Ya nos podemos imaginar la importancia que reviste este logro en el control masivo de cultivos de exportación extensivos, como son las más de 200.000 hectáreas de banano en nuestro país o los cultivos de soya en Argentina, que están sobre las 19 millones de hectáreas.

No hay duda, para que este progreso técnico de información satelital de indudable importancia se torne en desarrollo en los países llamados del tercer mundo, se necesita la implementación de la capacitación de los técnicos agrícolas en proyectos sistémicos, sobre todo en países como el nuestro, en el cual se plantea la urgente necesidad del cambio de la matriz productiva para pasar de exportador de productos primarios a elaborados.

Y es noticia que nuestra industria de los elaborados de un producto tradicional de exportación, el café, está en problemas por falta de materia prima, la cual tenemos que importar de un país asiático, no obstante que se registra casi 200.000 hectáreas de cultivo, con una producción tan baja que no abastece a nuestra industria. (O)