Miércoles, 20 Septiembre 2017 00:00 Columnistas

La derecha quiere una consulta a su medida

Leonardo Vicuña Izquierdo

En medio de comentarios y seudo análisis, galimatías jurídicos y cálculos politiqueros, la derecha, en su afán de retomar los viejos privilegios, aprovechando circunstancias coyunturales, busca fomentar la confusión, con argumentos y supuestas preguntas que además intensifiquen las diferencias en el seno de AP y las filas de la Revolución Ciudadana.

Todo a pretexto, nadie les cree, de apoyar al gobierno nacional que, con otros objetivos y criterios, busca corregir lo que crea necesario, se espera que, con claridad y transparencia, para alentar el poder popular y desde allí la participación organizada de la ciudadanía, a fin de fortalecer la organización del Estado democrático, coordinada y eficientemente, combatir la corrupción, mejorando los controles con la supervisión de la gente.

La oligarquía jamás ha consultado seriamente al pueblo y menos creado bases sólidas para organizar la democracia. Cree en ella; tan solo en función de su insaciable afán de ganancia, sobre la base de aprovecharse del Estado y sus recursos y la explotación social y laboral.

Pura hipocresía. Aspira febrilmente a sacar ventajas. Por ello su enredo; no tiene claridad sobre una consulta, referendo, asamblea constituyente o enmiendas constitucionales vía Asamblea Nacional; quisieran desmantelar todo; esto es, la Constitución de la República, la más avanzada de la historia y las bases jurídico – institucionales con las que, según ellos, se levantó el “modelo correísta”.

Cómo no encontrar el camino, se cuestionan los más extremistas, para volver al pasado de especulación y robos, donde a la par que controlaban y asaltaban el BCE, le endosaban los nefastos resultados financieros de sus “feriados” y lo obligaban a los multimillonarios “salvatajes” bancarios y “sucretizaciones”, con los cuales el Estado asumía las deudas de los poderosos banqueros. Como no volver a exportar capitales, incluidos los mal habidos, hacia los paraísos fiscales, liquidando lo que el pueblo aprobó en la última consulta de la RC.

Quisieran, de una sola barrida, creyendo ilusamente que al pueblo una vez más engañarán y que este los apoyará. Se proponen desmantelar impuestos, abaratar los créditos para las élites y endurecer los de la gente; instalar nuevamente bases militares extranjeras, volver a someterse al FMI, asumir “paquetazos”, exportar con más ventajas; claro, sin devaluaciones, porque con la dolarización eso no es posible.

Ya lo confirmaremos en los próximos días, tras el anuncio del Presidente de convocar a consulta, dando plazo para la presentación de propuestas de preguntas.
Buscan liquidar derechos, laborales, étnico – culturales y humanos; volver al libertinaje mediático, a administrar los más importantes espacios económico – financieros del Estado.

Volver a las prácticas mafiosas de repartirse las aduanas, las cortes de justicia; retomar abiertamente los organismos de control, liquidar la planificación; en suma, volver al “libre” juego de mercado, para afianzar el dominio de la gran empresa y el capital especulativo, a la impudicia y legitimidad de fortunas mal habidas, de enriquecimiento privado no justificado, de evasión, sobreprecios y fraudes. Y todo lo harán en nombre de sus “libertades” y su “democracia”, lo que siempre negaron al pueblo. La RC saldrá al paso y una vez más los derrotará.

Que la salud y educación pública se mercantilicen, y que vuelva la especulación de la tierra; que el seguro social retorne al caótico manejo y a servir como antes, con sus recursos, de caja chica de la agenda oligárquica, son otras metas.

Como hemos afirmado, sí hay que consultarle al pueblo en forma seria y sobre asuntos trascendentales para su vida y bienestar, para el progreso social en general y en función de los altos intereses nacionales. En esta línea todo apoyo al Presidente y nuestro rechazo a las intentonas antidemocráticas que se alienten, en búsqueda de interferir en los procesos reformistas, derechos de los trabajadores, políticas ambientales y de preservación de la naturaleza y liquidación de conquistas, expresadas en la Constitución, aprobada por el pueblo con inmensa mayoría, y defensa de su derecho a elegir o reelegir como considere corresponde a sus intereses. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense