Invirtiendo en el futuro sostenible de América Latina y el Caribe

- 23 de Abril de 2017 - 00:00

Grandes ciudades como Sao Paulo, Ciudad de México y Lima contribuyen con el creciente desarrollo económico y la rápida urbanización de América Latina y el Caribe.

La tasa de urbanización del 80% de esta región es casi igual a la de los países de altos ingresos. Sin embargo, las redes de infraestructuras y los servicios en las ciudades de América Latina y el Caribe necesitan una reforma sostenible para gestionar su crecimiento en armonía con el medio ambiente. El centro metropolitano de la ciudad se distingue como el hogar de la actividad comercial y la sede del gobierno local.

A medida que las personas continúan buscando una vida más próspera y oportunidades económicas, la inversión en sostenibilidad se ha vuelto más importante que nunca.

Aquí presentamos 4 ciudades de América Latina que están invirtiendo estratégicamente en su futuro sostenible, con las lecciones aprendidas que pueden aplicarse a muchas ciudades de la región latinoamericana.

Río de Janeiro no solo se destaca por el Carnaval y sus hermosas playas, también este estado se ha embarcado en la construcción de la primera ciudad inteligente de Brasil y Latinoamérica en términos energéticos, el Proyecto Ciudad Inteligente Buzios. Este proyecto contempla una revolución que va desde nuevos modelos de telecomunicaciones, iluminación pública, edificios inteligentes, generación energética, transporte eléctrico hasta la integración social. En otras palabras, Buzios es una ciudad con todas sus redes automatizadas funcionando como un sistema integral.

Buzios es una ciudad turística del estado de Río de Janeiro y representa un ejemplo de turismo sostenible y la primera smart city de Latinoamérica, inaugurada en 2012. En 2013, durante el Smart City Expo World Congress, la cumbre mundial de ciudades inteligentes, la propia ciudad de Río de Janeiro fue reconocida como la ciudad inteligente del año. La compañía IBM ha apostado por el desarrollo de Río y ha creado un centro de operaciones que monitoriza la ciudad, utilizando algoritmos informáticos que prevén patrones y tendencias, como el tráfico, la seguridad e incluso las lluvias.

Medellín, Colombia, en solo dos décadas, ha pasado de la inseguridad ciudadana a la sostenibilidad. Esta ciudad colombiana se toma muy en serio su desarrollo inteligente y sostenible, invirtiendo en proyectos de innovación para el desarrollo urbano y económico. Medellín se ha planteado convertirse en la capital de la innovación de América Latina para 2021, con el proyecto de la ciudad conocido como Medellín Innovación. Esta ciudad es una de la que más aprovecha las tecnologías para mejorar sus servicios.

Los servicios que brinda se sitúan sobre la media mundial y su gestión tecnológica del tráfico y el transporte hace posible que llegar al trabajo sea en un tiempo inferior a la media global. Su centro de control de tránsito está compuesto por un sistema de sensores en las vías, cámaras, pantallas informativas y semáforos que determinan la velocidad de los vehículos. Luego de 50 años, en 2016 el tranvía regresó a Medellín con trenes más ecológicos que se unen a un moderno sistema de transporte que busca que los ciudadanos usen menos sus carros para enfrentar el cambio climático.

En Ciudad de México, las iniciativas contra la contaminación, las ideas de construcciones ecológicas y el avance en el desarrollo digital hacen que Ciudad de México sea considerada inteligente y sostenible. Su lucha contra el smog data ya de 20 años y cada vez hay menos vehículos antiguos en las calles, gracias -en parte- a la Iniciativa Internacional del Clima, que trata de reducir emisiones de CO2.

Una tecnología llamada Prosolve 370e, creada por los alemanes como parte del diseño del hospital Manuel Gea González en Ciudad de México, literalmente absorbe la contaminación  producida por 1.000 autos por día.

Sus políticas de calidad del aire le valieron a Ciudad de México el reconocimiento como una de las 10 metrópolis premiadas con los City Climate Leadership Awards en 2013.

También está Santiago de los Caballeros, la segunda ciudad más grande de República Dominicana y la cuarta del Caribe, tanto demográfica como económicamente, es hoy el hogar del 9% de la población dominicana. La ‘Ciudad Corazón’, como también es conocida, ha lanzado su Plan de Acción Santiago de los Caballeros: Ciudad Sostenible, un proyecto enmarcado dentro de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del Banco Interamericano de Desarrollo. Con la ayuda del BID, autoridades nacionales y locales, se pretende abordar retos urgentes de sostenibilidad de la ciudad.

Entre los temas que se desarrollan se encuentran el cambio climático, desarrollo urbano, economía, competitividad, seguridad y movilidad. San José de las Matas (Sajoma), un municipio de Santiago y el más grande del país, es considerado una de las ciudades más limpias de República Dominicana. Sajoma retira el 95% de los desechos sólidos producidos diariamente, clasificando los desperdicios y aplicando una política de reciclaje con el programa ‘Basura Cero’. Estas  ciudades invirtieron en la conservación de los recursos y la mejora de la infraestructura para asegurar un futuro más sostenible. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Geovanny Vicente

Analista político

Lo último de: Geovanny Vicente