Lunes, 26 Diciembre 2016 00:00 Columnistas

Economía en Navidad y Año Nuevo

Luis Rosero

Celebramos la navidad con las novenas, los villancicos, la cena, la misa de gallo, reuniones en familia, regalos, etc. Son momentos de unión, alegría y felicidad, que iluminan el espíritu.

No obstante, con la mercantilización de estas festividades, para satisfacer el consumo las empresas comenzaron a producir, en octubre, mas bienes y servicios nacionales, e importar mucho antes. Con la crisis, nos apretarnos los cinturones y compramos con lo que nos alcanza. Pero, los negocios buscaron estrategias de marketing para atraer a los clientes. Iniciaron con el Black Friday (Viernes Negro), copiado de las cadenas americanas, en el cual los centros comerciales y negocios del país ofrecieron rebajas de precios, pagos diferidos con tarjetas y créditos directos. En Quito, en Cemexpo, malls y Centro de Exposiciones Quito y en Guayaquil, en sus centros comerciales, almacenes, comisariatos y supermercados se vendió mercaderías con ofertas y descuentos. Sin embargo, no hubo mucha demanda.

En Guayaquil, la festividad de Navidad fue precedida por la inauguración de la esfinge de Cristo, que culminó con una procesión como la de Semana Santa. Se despertó el espíritu navideño, a pesar de que algunos no tuvieron mucho para la cena. Se olvida como dije, en artículo de diciembre pasado, que en la Navidad “Lo más importante es estar en familia. Los abrazos, la energía cósmica que se genera por estar reunidos y la fraternidad nos llenan el espíritu y nos producen momentos de felicidad.” Pero, el marketing aprovecha para vender. Igual pasa en fin de año. Se repetirá el carrusel de regalos, la preparación de la cena, la compra del año viejo, brindis, el abrazo, sacar la resaca el 1 de Enero, etc. La mayoría celebra el fin de año en su ciudad, pero ahora se ha vuelto  tradición celebrarlo en la playa. Los gastos de las festividades decembrinas se financian con el décimo tercer sueldo y uso de las tarjetas de crédito. En el último trimestre del año el endeudamiento crece y es incentivado por las ofertas de las empresas con créditos que se pagarían en marzo del próximo año.

Como decía en el artículo “En las festividades de Diciembre se estima que un 20% de la producción nacional se consume. Se ha incrementado la cría de pavos, cerdos, pollos; la comercialización de ropa, electrodomésticos; se fabrican más insumos y productos industriales. Ahora se compran más bienes nacionales que importados debido a los mayores precios por las salvaguardias. Es el mes de mayor consumo en el año,…

Las festividades decembrinas mueven la economía formal. Tuvieron un origen y celebración religiosa, se han comercializado. No es solo una acción espiritual y solidaria, se incentiva el consumismo que genera negocios, empleo y dinamiza la economía…Celebremos, recemos y compartamos con los más pobres… Aunque no tengan cosas materiales, disfruten del alimento espiritual que ilumine sus vidas y alivie su karma. Feliz Navidad y un abrazo fraterno a todos, que Dios guíe siempre sus caminos y los de sus familias.” El 2017 será difícil, pero esperemos un feliz año. (O)

 

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense