Lunes, 31 Octubre 2016 00:00 Columnistas

Derecha e izquierda vs. el progresismo

Luis Rosero

Las alianzas de los partidos políticos definen posiciones de la derecha, centro izquierda (CI) y progresismo (AP). La primera va dividida, la CI consolida posiciones y  AP encabeza las preferencias electorales.

En la derecha tradicional, La Unidad (U) se desgrana, ya que pierde a Podemos, Suma y fracasó en su intento de nombrar a un solo candidato presidencial por la oposición. Su candidata  presidencial reconoció la debacle de La Unidad al señalar que no existe. En Avanza (AV), renunciaron el director de Guayas y afiliados arguyendo que giró a la derecha cuando su línea era “socialdemócrata”. Su líder comandará la lista de asambleístas nacionales buscando la U mayoría legislativa que es su principal objetivo. AV contribuye a conseguir votos en la Sierra, pues la derecha tiene su base electoral en la Costa.

En cambio, la derecha ortodoxa tiene más aliados. En Set/16, había anticipado la alianza CREO-Suma. “La U pierde miembros ya que Suma la abandona. La elección del vicealcalde de Quito fue para un afiliado de CREO. Según los indicios, Suma se aliará con CREO, que sigue sumando anticorreistas en Compromiso Ecuador y consolidando su frente...” Como ejemplo, F. Villavicencio va como asambleísta  por Pichincha.  La alianza con Suma y Podemos fue a cambio de cuota legislativa. Así, Celi de Suma encabeza la lista de asambleístas nacionales. Los acuerdos y el vice para A. Páez buscan votos en la Sierra y trata de aprovechar su notoriedad.

Acuerdo Nacional por el Cambio (CI) debe definir un vice costeño para lograr equilibrio regional. Su candidato presidencial, Moncayo, se moviliza y logra acuerdos.  Afianza su liderazgo en la provincia del Pichincha, logró una alianza con el Alcalde de Cuenca con lo que refuerza posiciones en el austro, y además llegó a un acuerdo con Centro Democrático que le permite obtener votos en Guayas.

Su candidatura se está consolidando. Una reciente encuesta (PO) muestra que crecen las preferencias electorales por Moncayo, que va a la par con una caída de estas en la derecha. Si sigue al alza esta tendencia electoral favorable, al ritmo actual, CI podría llegar a la segunda vuelta. A diferencia de la Unidad, cada movimiento y partido, que la  conforman, lanzará sus propias listas de asambleístas nacionales y provinciales.

El candidato presidencial, por el progresismo, AP, según la encuesta señalada, está primero en las preferencias electorales. Pero como dije antes, en AP “La lucha interna por las candidaturas se define por la cúpula, por eso se alejó C. Democrático”  y perdió un aliado, que ahora lo minimizan. Sus candidatos a asambleístas nacionales son nombrados por la cúpula nacional y los provinciales  por los líderes locales, reflejando la lucha interna por las candidaturas.

Ahora la coyuntura electoral le es favorable, pero los casos de corrupción en Petroecuador, la ley de reforma a la seguridad social y militar, las sanciones a militares por irrespetar al Presidente, el anuncio de reenvío del proyecto de ley de herencia, la contracción económica, etc. pasarán factura. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense