Lunes, 21 Noviembre 2016 00:00 Columnistas

China: ¿nuevo socio comercial?

Luis Rosero

La primera visita del Presidente chino representa una reafirmación de su interés en  el país y América Latina como proveedor de commodities y financiamiento, dentro del marco de sus posiciones geoestratégicas y políticas.

El Gobierno ha construido grandes hidroeléctricas que, además de cambiar la matriz energética -pasar de generación de energía con combustibles fósiles a una con agua- posibilita la soberanía energética, ahorro de divisas, exportación de electricidad, etc. Un gran aporte en términos de infraestructura física, básica para un desarrollo sustentable. En la visita, se inauguró la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair que, siendo la más grande del país, genera 1.500 MW, la cual, junto a las 7 nuevas hidroeléctricas, aumenta la oferta de energía para abastecer el país. Esta obra y otras 5 hidroeléctricas fueron financiadas con créditos chinos que fueron atados a  sus empresas constructoras. Además, se construyó el cuarto puente de la Unidad Nacional, hospitales, Yachay y otras obras en las mismas condiciones.

El financiamiento chino alcanzó cerca de $ 8 mil millones, a septiembre/2016, que representa el 32,5% de deuda bilateral del país, la cual ha aumentado la deuda externa pública. A eso hay que sumar las ventas anticipadas de petróleo con dicho país.

En comercio exterior, el país exportó a China, en 2015, 723 e importó $ 3.265 millones. Si bien hubo un aumento de 49% de las exportaciones, respecto a 2014, el saldo de la balanza comercial es negativo y alto. Según el ministro de Comercio Exterior, le vendemos principalmente cacao, madera y camarón. Además, también se exporta banano y otros productos primarios. Según el presidente del Consejo para la Promoción de Comercio  Internacional de China la inversión en Ecuador alcanza 4.130 millones de dólares. Existen más de 90 empresas chinas en el país que operan en ramas de la energía, telecomunicaciones, construcción, petróleo y minería, o sea, están presentes en los sectores estratégicos y algunas produciendo bienes básicos.

Los datos revelan que la relación comercial y crediticia ha sido ventajosa para China. En la primera, hay un déficit comercial de 2,5% del PIB. En cambio, Perú exportó, en 2015,  más de 7.300 millones a China, que representó el 22% de sus exportaciones totales, siendo su principal destino, con productos mineros, pesqueros y agropecuarios.  Además, firmó un tratado de libre comercio con este país y forma parte del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico integrado por 21 países que incluye a China, varios países desarrollados y algunos latinoamericanos.

Si bien se van a firmar convenios de cooperación, el país debe reevaluar su relación comercial con China. Hay restricciones a la entrada de nuestros productos a ese país, por ejemplo, hubo que esperar 13 años de negociaciones para exportar mangos. China debe convertirse en un verdadero socio comercial, facilitar la firma de un acuerdo comercial  ventajoso, para abrir mercado a nuestros productos, establecer protección a la producción nacional y adaptar tecnología. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense