Jorge Célico suma gente de su confianza a la selección nacional

- 15 de Septiembre de 2017 - 00:00
El entrenador Jorge Célico fue designado como coordinador de las divisiones formativas y también dirigirá al equipo sub-20 de Ecuador en los próximos torneos.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

Patricio Lara será su asistente y Diego Cuvi el preparador físico en los partidos contra Chile y Argentina. Ambos trabajaron con el DT en Universidad Católica.

El entrenador argentino Jorge Célico sumará a 2 nuevos colaboradores a la selección nacional que estará a su mando de forma interina en los dos últimos partidos de las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018. Patricio Lara, como asistente, y Diego Cuvi, como preparador físico, estarán junto al técnico.

Célico indicó que ambos ya firmaron sus contratos con la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), que también los une a la selección sub-20 que él comandará. Explicó que el ente que regula el balompié ecuatoriano le permitió sumar a gente de su confianza, por ello, tanto Lara como Cuvi lo acompañarán también en la selección mayor.

Aquello no significa que quienes trabajaban con Gustavo Quinteros en su cuerpo técnico queden fuera del equipo nacional. Luis Suárez (asistente), Rodrigo Figueroa (preparador físico) y Marcelo Álvarez (preparador de arqueros) deben estar junto a Célico, según determinó la directiva de la Ecuafútbol.

Por el momento no se ha reunido nuevamente con los integrantes del cuerpo técnico de Quinteros, pero sí planea hacerlo en los próximos días. El miércoles pasado se encontró con ellos en los pasillos de la FEF en Guayaquil, pero no pudieron tener una conversación. Tampoco ha hablado con Quinteros; lo ha llamado, pero el teléfono de su compatriota ha permanecido apagado.

El argentino se rodea de gente de su confianza para asumir el reto con la Tricolor. Tampoco descartó sumar a algún otro colaborador y dejó entrever que se trataría de un exfutbolista con experiencia mundialista. Édison Méndez es actualmente asesor en la FEF y él sería uno de los candidatos. 

El extécnico de Universidad Católica analiza a los futuros convocados para las fechas finales. La idea es llamar a 26 jugadores, entre los que actúan en el torneo local y los que lo hacen en el extranjero. Hoy está previsto que envíe las citaciones a los futbolistas de las ligas del extranjero, mientras que el lunes 25 de septiembre dará la nómina final en una rueda de prensa.

En una entrevista con radio La Deportiva, Célico indicó que sí planea hablar con algún futbolista de la selección para transmitirle sus ideas. “Quiero explicar un poco que debe existir positivismo, porque el ambiente entre la gente y la selección estaba feo. Que exista buena energía”. 

También se refirió al estilo que buscará implementar; aún no decide si se inclinará por el 4-3-3 que utilizó usualmente en Universidad Católica o se mantiene con el 4-2-3-1 de Quinteros. En ese sentido, lo que no negociará es su estilo ordenado y ofensivo, que ha sido insigne durante su gestión en la ‘Chatoleí’.

En más de una ocasión, mientras dirigía Universidad Católica, explicó que nunca renunciará a su estilo de juego, aunque la situación del partido sea adversa. “Hemos intentado mantener una idea de juego; independientemente de con quién o dónde nos toque jugar, determinamos hacerlo de tal manera. En momentos será ofensiva, si el rival lo permite; la idea es mantener un juego que es mayormente vertical y tener la estética de lo lindo del fútbol. Eso es lo que nos domina a nosotros”, manifestó después de uno de sus últimos partidos con la escuadra capitalina.

Para Sixto Vizuete, extécnico de la selección,  no existe el tiempo suficiente para que Célico formalice un nuevo modelo de juego. “Dirigir un equipo es una cosa y estar al mando de la selección, una muy diferente. El estilo de juego nuestro debe respetarse, porque no se puede pretender cambiar de un momento a otro”.

Lo que juega a favor de Célico, según Vizuete, es su conocimiento profundo del fútbol nacional por los años que tiene en Ecuador. “Él trata de imponer en fútbol ofensivo, que le ha dado resultados con Católica y seguramente intentará mantener esa línea. En Chile se verá, pero no se puede ser tan arriesgado”.

Vizuete agregó que, para él, el elegido para sustituir a Quinteros debía ser Xavier Rodríguez, que trabaja con las selecciones juveniles desde hace varios años y ha hecho méritos suficientes para tener una oportunidad en el seleccionado.

Juan Francisco Aguinaga, exjugador que también formó parte de la selección, indicó que la decisión de que Célico dirija es acertada. Él lo tuvo como entrenador en Universidad Católica en la temporada 2010.

“Es un entrenador que le gusta ir siempre para adelante, no esperar, peor ser defensivo. En ningún partido que yo recuerde, así sea una goleada, Célico pedía al equipo refugiarse atrás. Esa ha sido siempre su característica, por lo que siempre cuenta con jugadores jóvenes que corran. Hasta cierto punto deja jugar al rival, para luego sorprender”.

Aguinaga indicó que Célico es hábil para en pocos días cambiar o implementar un nuevo esquema táctico; aquello también dependerá de los jugadores a los que llame y cree que el DT deberá adaptarse a los jugadores, y no al contrario.

El exfutbolista explicó que, por ese estilo ofensivo, Antonio Valencia será fundamental por la velocidad y potencia de su juego, algo que observó algo limitado durante la gestión de Quinteros.

Célico tiene a varios conocidos en el país y uno de ellos es Óscar Tedini, actual DT del equipo de reserva de Universidad Católica. Tedini conoce a Célico desde 1998, cuando ambos coincidieron en Huracán de Argentina y trabajaban en el proyecto de formativas.

“Lo conozco plenamente y sé de sus convicciones, compromiso y responsabilidad para dirigir a un equipo. Él está abocado a otra tarea, la de dirigir a los chicos, pero dadas las circunstancias, apoyará al equipo mayor. Se pueden llevar una sorpresa con respecto a él en las eliminatorias”, señaló Tedini.

El profesional, que está en Católica desde 2015, profundizó más sobre el estilo de juego del estratega interino de la selección. “Con él, la salida es siempre organizada desde abajo, con variantes de salida de acuerdo con el rival. Siempre es ofensivo, lo que favorece o puede ser un riesgo, porque pone mucha gente en ataque. Será distinto en la selección, pero podrá elegir para que se juegue como él desea: con mucha elaboración de juego, posesión de balón y presión”.

Tedini agregó que los dirigentes deben conocer bien la apuesta de Célico y que el tiempo para que su propuesta sea captada no tendrá tanta relevancia. “Son dos partidos complicados, pero Ecuador deberá entregar todo para tener una opción. Los jugadores deberán ser muy inteligentes”.

Con ese contexto, Célico define en su despacho a los jugadores que podrán adaptarse al esquema que utilizará en la ‘Tri’. En sus propias palabras, no traicionará el estilo ofensivo que lo caracteriza. (I)