Sábado, 09 Septiembre 2017 00:00 Regional Norte

La ciudad fortalecerá el sistema de agua potable y alcantarillado junto con Loreto y Joyas de los Sachas

Francisco de Orellana atrae a turistas gracias a su amplia biodiversidad

Desde el puerto principal, los visitantes pueden salir a navegar por los ríos Napo, El Coca y llegar hasta el imponente río Amazonas.
Desde el puerto principal, los visitantes pueden salir a navegar por los ríos Napo, El Coca y llegar hasta el imponente río Amazonas. Foto: John Guevara / EL TELÉGRAFO

Luego de que por más de tres décadas la región amazónica dependiera fundamentalmente de los ingresos petroleros, hoy apuesta por el turismo y la conservación ambiental.

Redacción País Adentro

Francisco de Orellana.-

Enclavada en la Amazonía ecuatoriana, Francisco de Orellana, se perfila como uno de los mejores destinos del país para el turismo de aventura y conservación.

La ciudad está bañada por los ríos Payamino, Coca y Napo. Cuenta con un sistema turístico en desarrollo que recibe a miles de visitantes, nacionales y extranjeros, que llegan atraídos por su vegetación, que en algunas zonas, se mantiene virgen, como es el caso del Parque Nacional Yasuní.

Este paraíso amazónico está a 284 km de Quito, por la ruta E20 Papallacta-Baeza y luego por la Francisco de Orellana. También cuenta con un aeropuerto para recibir a los turistas que arriban por vía aérea.

La ciudad es además el punto de llegada de cientos de personas que se dirigen hacia alojamientos o lodges amazónicos del Parque Nacional Yasuní o hacia las reservas Huaorani, Limoncocha y Cuyabeno.

Esto debido a que el extenso territorio, dotado de una alta biodiversidad, convierte a la variedad de ecosistemas en un gran atractivo.

Estos se extienden en una zona con un amplio índice de especies endémicas. El área es considerada por científicos ambientales como un laboratorio natural para la investigación genética mundial.

En el centro de la ciudad se ubica la Catedral que fue construida por orden de los sacerdotes Capuchinos. Entre los objetos más valiosos de la iglesia se encuentran las pertenencias de la religiosa Inés Arango, misionera que llegó a Orellana con la intención de evangelizar a los indígenas huaoranis, nativos de la zona.

La ciudad cuenta también con un Museo Arqueológico y el Centro Cultural de Orellana, recientemente inaugurado, donde se presenta una muestra de las cerámicas encontradas en las orillas del río Napo, en una exposición arqueológica denominada Rostros de Luna.

Los turistas disfrutan de atractivos como el Parque Central y de navegar por los ríos Napo y El Coca. Desde el puerto de la ciudad, los viajeros continúan la travesía hacia el imponente río Amazonas.

La gastronomía es otro de los atractivos de la zona. Los pinchos de chontacuro y el maito son la especialidad.

La alcaldesa de la ciudad, Ana Rivas, que lleva 12 años como autoridad municipal, comenta que viene trabajando en el fortalecimiento del el ecoturismo y agroturismo para reactivar la economía del sitio que hasta hace poco vivió fundamentalmente gracias a los ingresos de la actividad petrolera.

Rivas también indica que a fin de mejorar las condiciones de los habitantes de Francisco de Orellana y sus visitantes, se tiene previsto para 2018 concretar el proyecto de potencialización del sistema de agua potable, mediante la mancomunidad con los cantones Loreto y Joyas de los Sachas. (I)

El maito es un plato amazónico que consiste en un envuelto de pescado sazonado con sal, envuelto en  hojas de bijao y cocido al carbón. Foto: John Guevara / EL TELÉGRAFO

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense