Sábado, 24 Septiembre 2016 00:00 Regional Norte

Un estudio analiza la importancia de la materia orgánica en los cultivos

Carchi apunta al manejo agroecológico del suelo

En la Finca San Francisco (Carchi) se reemplazan los fertilizantes químicos en la producción agrícola.
En la Finca San Francisco (Carchi) se reemplazan los fertilizantes químicos en la producción agrícola. Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo

Sembríos libres de agroquímicos se desarrollan en la provincia. El proyecto mejoraría la productividad en la zona.

Carlos Jiménez

Promover un adecuado manejo agroecológico en el uso de humus, compost, bioles y otros insumos orgánicos en el desarrollo de cultivos libres de agroquímicos es el propósito de una investigación académica que se desarrolla en Carchi. A largo plazo, tiene el afán de mejorar la calidad y productividad de los suelos.

Jairo Chávez, presidente de la Comisión de Publicaciones de la Universidad Politécnica Estatal del Carchi (UPEC), explicó que la investigación publicada en el libro Manejo agroecológico de suelos agrícolas es de autoría de 3 investigadores cubanos, quienes efectuaron estudios de estos procedimientos en las fincas experimentales del centro educativo superior.

Para Carlos Herrera, director de la escuela de Desarrollo Integral Agropecuario, la experiencia cubana fue trasladada a la provincia del norte de Ecuador, donde la validaron y hasta la fusionaron con prácticas locales, obteniendo buenos resultados. Se prevé efectuar, desde el próximo año, capacitaciones basadas en libro.

En el país la práctica convencional y el monocultivo a largo plazo generan efectos negativos como el exceso de plaguicidas, agroquímicos, contaminación de los suelos y del agua con impactos en la salud humana, señaló Herrera.

Los profesores e investigadores invitados por la universidad permanecieron cerca de 3 años en la zona norte, donde efectuaron un trabajo de validación de técnicas agrícolas, como la importancia de la materia orgánica en el suelo, microorganismos eficientes, humus, entre otros.

Carchi es una provincia productora de papa y a decir del docente Herrera, debido a la práctica tradicional los suelos tienen altos usos de agroquímicos, que afecta la salud de los agricultores. Agregó que la idea también es conocer prácticas alternativas.

Uno de los objetivos que se propone el centro universitario es que los agricultores generen sus propios productos orgánicos y entiendan la filosofía de esta agricultura agroecológica.

En esto coincide el agrónomo Ramiro Mora, quien señala que los productores agrícolas tienen en sus predios o haciendas los recursos para elaborar insumos agropecuarios orgánicos. “Sin embargo, hay que capacitarlos para que los produzcan”, aunque reconoce que el problema del agricultor es que quiere producir más en menor tiempo para que la rentabilidad sea superior. “La agricultura es un proceso que debe realizarse con paciencia y calidad” añade.

De acuerdo con Mora, los agroquímicos no son malos, sino que hay que saber usarlos, en la actualidad se está integrando producción orgánica y química para transformar el suelo.

“El uso de insumos orgánicos resultaría hasta más económico en el agro, para una hectárea de papa con agroquímicos, por ejemplo, se necesitarían $ 6 mil, mientras que de manera orgánica el costo sería menor”, señala Mora.

En un miniinvernadero de 10 metros cuadrados instalado en el patio de una granja, Mora sembró, en cerca de 80 fundas para ensilaje, una plantación de tomate riñón. Las plantas fueron fertilizadas con los insumos orgánicos que él produce, en pocas semanas hará su primera cosecha orgánica.

La elaboración de humus, la captura de microorganismos eficientes, de abonos a base de rocas y otros métodos son implementados en cultivos experimentales de frutas y verduras en fincas universitarias.

En la finca San Francisco, ubicada en el cantón Huaca, se realizan nuevas investigaciones para la producción de papa, a través del uso de bacterias solubilizadoras de fósforo en reemplazo de los fertilizantes químicos a base de fósforo.

Las bacterias, al ser incorporadas al suelo, cumplen las funciones de los fertilizantes. De momento se halla en fase final para conocer la productividad, luego vendrá el análisis financiero, posteriormente se tendrá información tabulada de todo el proceso.

El administrador de la finca, Edison Villarreal, sostiene que los agroquímicos matan los suelos y el tiempo de vida se acorta, incluso —dijo— los cultivos orgánicos tienen mejor sabor que los tratados con químicos.

En una parcela de esta finca crecen más de 220 plantas de tomate de árbol que fueron fertilizadas con el humus elaborado a pocos metros en 2 fosas que cubren 20 m², cada 5 o 6 meses se cosecha humus en un promedio de 20 quintales. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense