Domingo, 02 Octubre 2016 00:00 Editoriales

Mucho cuidado con mentir en plena campaña electoral

Editoriales

Lo dijo un consultor y encuestador de reconocida trayectoria: “El que miente, pierde”. Y se refería a todos aquellos aspirantes a un cargo público de elección popular. Lo dijo, quizá, sin tener todavía algunos datos de las últimas semanas en las que hay declaraciones irresponsables de candidatos sobre la economía, la política exterior y la educación en general. Ahora mucho más que antes hay algunas formas de contrastar las afirmaciones con los hechos. Ya le pasó esta semana a un candidato estadounidense: ni bien salió del set tras el debate con su adversaria varios portales web colocaron la verdad sobre sus afirmaciones.

Por lo tanto, para el caso de Ecuador, hay que considerar todo ello por un absoluto sentido de responsabilidad pública. Una cosa es que no les gusten determinados temas, obras o políticas, pero otra es mentir o falsear la realidad manipulando cifras o imágenes. Lo ético y moral es afrontar la campaña electoral con los datos de la realidad para hacer propuestas coherentes con ella y para que el electorado las asuma con criterio crítico.

Y en eso, no está por demás señalarlo, juegan un papel primordial los medios. No puede ser posible que un entrevistador deje el micrófono abierto para escuchar mentiras y no tenga un gramo de respeto con su audiencia. Lo que viene, si siguen en esta lógica, será un grave pecado de responsabilidad pública nacional. (O)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense