Liga-Q alargó su invicto a dos décadas con Barcelona en Ponceano

| 25 de Agosto de 2017 - 21:30
Banguera le atajó un penal a Liga de Quito
FOTO: Foto: API

Liga de Quito consiguió su propósito y alargó el invicto de su estadio, el Rodrigo Paz Delgado, en los encuentros con Barcelona, al igualar sin goles anoche en lance de la séptima fecha de la segunda etapa del Campeonato Ecuatoriano de 2017.

Esto le permitirá vanagloriarse hasta el siguiente año de esta condición, pues este fue el último duelo de la temporada entre toreros y universitarios en ‘Casa Blanca’.

Cabe anotar una jugada polémica a los 63 minutos, cuando un gol de Darío Aimar no subió al scort por una supuesta posición adelantada.

Liga pudo cerrar la primera parte con el marcador a su favor, pero el portero Máximo Banguera le atajó un penal a Juan Luis Anangonó a los 45 minutos.

Esta acción nació de una falta de Darío Aimar sobre Anangonó, quien le ganó la posición en el área.

Pero eso no fue lo único que confirmó el buen momento del ‘Cachetón’ en el arco torero; en los últimos 10 minutos de la fracción inicial salvó dos claras ocasiones de anotar del club local. La una a los 38 minutos en un tiro libre ejecutado por Jonathan Betancourt, donde el meta envió la pelota al tiro de esquina, y la otra a los 39 minutos, cuando Anangonó cabeceó a quemarropa y lo encontró bien ubicado.

Al elenco del técnico uruguayo Pablo Repetto le costó tomar el control, sobre todo porque no podía recuperar posiciones defensivas luego de lanzarse al ataque. En esas circunstancias, Barcelona halló caldo de cultivo para contragolpear y poner en riesgo la valla del cancerbero Leonel Nazareno. El argentino nacionalizado ecuatoriano Damián Díaz fue quien más inquietó los predios albos, a través de dos disparos que casi doblegan la resistencia del dueño de casa.

En la segunda etapa, Barcelona saltó al campo con la intención de conseguir el triunfo, esto a pesar de que la ‘U’ gozó de inmejorable oportunidad de ponerse en ventaja a los 47 minutos, primero en un disparo de Cevallos y después en el rebote de Banguera, que no pudo capitalizar Anangonó.

No obstante, mediante un juego mejor elaborado el ‘Canario’ se adueñó del medio campo y con pases de la mano de Díaz comenzó a construir acciones ofensivas.

A ese son Marcos Caicedo, a los 51 y 55 minutos, contó con dos acciones de definir pero pateó desviado del arco.

Cuatro minutos después el zaguero Luis Caicedo ganó en el salto, mas su cabezazo voló sobre la cabaña de Nazareno.

Las respuestas del conjunto merengue fueron esporádicas. Una de ellas al minuto 60 en un remate desviado de Anangonó y otra en un disparo de Betancourt que pasó cerca del palo derecho del guardameta amarillo.

Al minuto 63, Aimar convirtió de cabeza interceptando un tiro libre de Díaz, pero la acción no se validó por una posición adelantada.

Barcelona se desempeñó mejor, pero su fútbol no se reflejó en el marcador. Liga, en el segundo tiempo, dejó la impresión de que únicamente le importaba no perder y así mantener superioridad sobre el ‘Ídolo’ en Ponceano.

El estratega uruguayo mencionó sentirse conforme con el rendimiento de sus hombres. Evitó pronunciarse sobre el arbitraje, ante todo por el tanto invalidado, pero dejó en claro que su equipo no llegó a esconderse atrás sino a proponer. Para él su equipo obtuvo la victoria.

Su contraparte y compatriota, Pablo Repetto, expresó que el resultado no le disgustó, más que todo por la calidad de exponentes que tiene Barcelona. No por nada el combinado porteño está en los cuartos de final de la Copa Libertadores de América. (I)