Lunes, 31 Octubre 2016 11:14 Fútbol Nacional

Pablo Ansaldo, el arquero temerario y suicida que tapó con dos costillas rotas

Pablo Ansaldo, el arquero temerario y suicida que tapó con dos costillas rotas
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

El exguardameta de Barcelona y de la selección nacional falleció la madrugada de ayer a los 81 años, producto de un infarto cerebral. Su sepelio será hoy, a las 17:00, en Jardines de Esperanza.

Redacción Web

Pablo Mario Giovanni Ansaldo Villacís nunca usó guantes para tapar. Protegía sus manos y dedos con unas vendas que ataba con esparadrapos y que cubrían hasta sus muñecas. Quienes lo conocieron y lo vieron jugar lo recuerdan como un arquero seguro, audaz, valiente y con voz de mando en el área chica.     

“Un buen arquero no usa guantes”, le dijo a EL TELÉGRAFO en octubre de 2014, durante una entrevista en su domicilio en el norte de Guayaquil, rodeado de sus 11 nietos, 3 hijos y Suad, su esposa y compañera de vida por 50 años. El guardameta que jugó 70 minutos con dos costillas rotas en el partido contra Chile, en las eliminatorias para el Mundial de Inglaterra 1966, vivía enamorado de su esposa y de su familia. “Ellos son mi refugio”, solía decir sin ambages.

Durante el partido ante los chilenos en el estadio Modelo, El ‘Gato’ Ansaldo, como le decían por sus voladas espectaculares y su reacción felina, se lanzó al piso a despejar un balón, pero la pierna del delantero Carlos Campos se enredó en el cuerpo del guayaquileño y le fracturó dos costillas que le perforaron parte del pulmón. “Para mi concepto no hubo mala intención”, le dijo a este diario hace dos años.

LEA TAMBIÉN: Ansaldo: ‘El fútbol no me deja mentir’

El 20 de julio de 1965, la Tricolor jugó ante Colombia en Barranquilla, partido que ganó 0-1 con anotación de Washington ‘Chanfle’ Muñoz, sin embargo, el otro héroe de ese duelo fue Ansaldo por sus espectaculares intervenciones. “Atajó hasta el viento del Caribe”, fue uno de los elogios que recibió por parte de la prensa ‘cafetera’.

“De estatura ideal para su posición de guardameta: 1 metro y 81 centímetros, físico atlético y un peso de 152 libras en su época de jugador activo, fue un prodigio de agilidad felina, salvadas inverosímiles y acrobáticas contorsiones que impidieron goles aparentemente insalvables. Valiente hasta ser calificado por temerario y suicida”, resalta el periodista e historiador Mauro Velásquez en su libro El Fútbol Ecuatoriano y su Selección Nacional.     

Ansaldo fue una de las figuras representativas de Barcelona y de la Tricolor. Como jugador, fue campeón nacional en 1960, 1963 y 1966. También fue director técnico del ‘Ídolo’ y lo sacó campeón en 1985. (I)

El 'Gato' estuvo internado 60 días en la sala de terapia intensiva de una clínica 

El exarquero Pablo Ansaldo Villacís, una de las máximas figuras en la historia de Barcelona, falleció la madrugada de ayer. El ‘Gato’ sufrió el 2 de septiembre un infarto cerebral que lo tuvo internado por 60 días en la sala de terapia intensiva de una clínica de Guayaquil.

Tuvo altibajos en su salud durante 60 días. Ansaldo estaba conectado a un respirador. La madrugada de ayer el exarquero ya no aguantó y dejó de existir.

Sus restos fueron velados en Jardines de Esperanza, sala La Fe, oratorio 1, segundo piso. Y hoy será sepultado, a las 17:00, en el mausoleo BSC Parque de la Paz, ubicado en el kilómetro 13,5 de la avenida León Febres-Cordero. Una hora antes se oficiará una misa en su memoria.

“Él fue un hombre muy fuerte. Pese a las lesiones graves que sufrió, vivió 81 años. El derrame y la lesión en el pulmón que tuvo producto de la fractura de dos costillas, cuando defendía los colores de la selección de Ecuador, lo terminaron matando”, señaló uno de sus familiares que pidió que se omitiera su nombre.  Uno de los familiares del ‘Gato’ acotó que durante los días que estuvo internado, aparte de los familiares, los únicos que visitaron a Ansaldo fueron José Francisco Cevallos, presidente de Barcelona, y los hermanos Simón y Clímaco Cañarte, exglorias del club, con los cuales tenía una gran amistad.

“Nunca recibió ningún apoyo financiero o un trabajo. Aquí a ningún deportista se le ayuda como se debe. Solamente de homenajes no vive un ser humano”.

Los dirigentes de Barcelona rindieron un pequeño tributo al histórico Ansaldo el 4 de julio, antes del juego con Universidad Católica en el estadio Monumental, donde además estuvo el brasileño Airton Correa ‘Manga’ que también fue homenajeado. Ese día, Bernabé Zambrano, quien trabaja en silla de ruedas en el departamento de utilería del club, fue el encargado de entregar una camiseta roja oficial de Barcelona. Esa camiseta roja, que Ansaldo luego de su homenaje guardaba como un tesoro, fue llevada por su hijo Pablo Mario a la sala de velación para colocarla junto a su féretro de madera, el cual también tenía a un costado la bandera del club guayaquileño. Su hijo tenía fe de que su padre se recuperaría y pasaría con la familia la Navidad. Era muy apegado a su padre, quien lo seguía tratando como un niño. “Trabajé con él tantos años, me dio todo”, dijo Pablo Mario, quien un día antes de que el ‘Gato’ fuera internado en la clínica por un infarto cerebral comió  con él pan y tortilla de verde.

La recaída en su salud se produjo el 4 de septiembre. Por ello, el club porteño y sus seguidores emprendieron el 14 de ese mes una campaña en redes sociales para solicitar pintas de sangre, de cualquier tipo. Periodistas, exglorias y dirigentes de Barcelona mostraron su pesar a través de las redes sociales. Carlos Luis Morales mencionó: “Me llena de inmensa pena comunicar el fallecimiento de un ídolo histórico de Barcelona. Paz en la tumba de Pablo el ‘Gato’ Ansaldo”.

Por su parte, el presidente de Barcelona mencionó: “Muy triste por el fallecimiento de don Pablo Ansaldo Villacís, ídolo del ‘Ídolo’. Nuestro sentido pésame a sus familiares y amigos. Paz en su tumba”.  

“Mi respeto a la memoria de Pablo Ansaldo. Me pongo de pie y lo despido con mucha tristeza. Un abrazo solidario a su hijo Pablo Mario”, escribió el periodista Diego Arcos en su cuenta de Twitter.

El expresidente de Barcelona Alfonso Harb también le dedicó unas líneas en la red social: “Ha muerto una leyenda de la historia amarilla. Un gran ecuatoriano, que hasta su vida la ofreció a cambio de un mundial: Pablo Ansaldo (QEPD)”.

Ansaldo fue parte de la ‘cortina de hierro’ junto a Alfonso Quijano, Vicente Lecaro, Luciano Macías y Miguel Bustamante. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Promo

Google Adsense