Martes, 20 Septiembre 2016 00:00 Fútbol Nacional

D. Quito planifica desde hoy el torneo de segunda

La cancha del complejo de Carcelén no ha tenido un buen mantenimiento en los últimos días.
La cancha del complejo de Carcelén no ha tenido un buen mantenimiento en los últimos días. Fotos: John Guevara / El Telégrafo

Los ‘chullas’ retornan a las prácticas y buscan jugadores jóvenes para el plantel. Luis Chérrez está a cargo.

Redacción Fanático

Después de 10 días de licencia obligados, la plantilla de Deportivo Quito volverá a entrenarse hoy en el complejo Ney Mancheno Velasco. Ninguno de los 22 jugadores está obligado a presentarse, porque tras el descenso quedaron liberados sus contratos y deberán finiquitar su relación con el club, si así lo desean.

La intención del cuerpo técnico es que los futbolistas se presenten en Carcelén para no perder ritmo de competencia y tampoco fortaleza física. A pesar de que ya no jugarán más de forma oficial en 2016, apuestan por empezar a formar un equipo competitivo para el torneo de segunda categoría.  

El cuerpo técnico planteó un proyecto a largo plazo, de 5 años, que le hará llegar a la directiva. El objetivo principal es retornar en 2018 a la B y desde esa categoría reestructurar el equipo, lograr una consolidación, para luego poder volver a la serie de privilegio.  

Luis Chérrez, como DT, y su asistente Fabián Cubero estarán al mando del equipo y empezarán hoy a trabajar con los futbolistas de la plantilla. También esperan que se presenten jugadores jóvenes para probarse y poder incorporarlos; el perfil que buscan se centra en deportistas de entre 18 y 24 años.

“Hemos tenido contacto con algunos jugadores juveniles y hay total apertura para recibirlos. A pesar de la situación en la que se encuentra el equipo, hay mucha gente que quiere formar parte del plantel”, comentó Cubero.

El asistente apeló a la sensibilidad de los futbolistas que ya no son parte del equipo para que se presenten en la primera práctica. “Sabemos las condiciones en las que está la institución, pero acudir a entrenar es en beneficio de ellos”.

Pero algunos, como el defensa Andrés Justicia, no regresarán más a los ‘chullas’. Él retornó a Guayaquil, donde le ayuda su padre Víctor; espera que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) realice una excepción con los jugadores de Deportivo Quito y se les permita fichar por un club en lo que resta del año.

El libro de pases ya está cerrado, por lo que legalmente no podrían actuar en ningún club de la serie A o de la B. En estos 2 meses solo podrán entrenar y esperar hasta enero de 2017 para fichar por un equipo nacional.

Los que retornen se encontrarán con las mismas condiciones en el complejo. El color amarillo gana protagonismo en la cancha de entrenamiento por el verano quiteño y porque no había recursos para regar el gramado. Existe una deuda pendiente por más de $ 20.000 con la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento de Quito (Epmaps).

Con el final del verano y la llegada de la época de lluvias, el gramado recuperará su verdor. Los trabajadores, impagos en algunos casos hasta 18 meses, no abandonan el equipo y realizan labores de mantenimiento con los pocos insumos que tienen a su disponibilidad.

En esa cancha se entrenarán los futbolistas que deseen y el cuerpo técnico observará a jugadores para el nuevo proyecto. “Queremos tener unas buenas formativas, que sean conformadas por talentos que sientan la camiseta que están defendiendo y que tengan buenos principios futbolísticos”, dijo Chérrez.

La directiva, por ahora, se enfoca en constituir un plantel competitivo, porque por la mente de quienes dirigen al club no pasa que el equipo desaparezca y sea refundado. Quieren mantener al Deportivo Quito con su nombre e historia, pero esperan solucionar las deudas que tienen. (I)

Los 'chullas' esperan el dinero por publicidad

La directiva de Deportivo Quito señaló que todo dinero que ingrese en lo que resta del año será destinado para cancelar los sueldos adeudados de la plantilla y de los trabajadores administrativos.

Los recursos económicos son limitados en el club e insistirán en el pago que debe hacer la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) por la publicidad interna del estadio Olímpico Atahualpa, por los partidos de eliminatorias al Mundial.

El último pago que recibió el conjunto ‘azulgrana’ por ese acuerdo fue de $ 60.000, el 22 de marzo, luego del partido que disputó Ecuador contra Paraguay y que terminó 1-1.

Aún está pendiente el pago del partido frente a Brasil, que rondaría los $ 80.000 y lo que logre de los próximos encuentros, el 6 de octubre contra Chile y el 15 de noviembre frente a la selección venezolana.

Según el vicepresidente de Deportivo Quito, Iván Vasco, el club recibe un promedio de $ 80.000 por cada encuentro, por lo que hasta fin de año recibirían unos $ 240.000 por ese concepto. Para saldar las cuentas de este año, solo en cuestión de sueldos, los ‘chullas’ necesitan más de $ 400.000, pero ese dinero podría aliviar las finanzas de la institución. (I)

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense