Sábado, 21 Enero 2017 00:00 Regional Manabí

Voluntarios rescatan las riberas de los ríos de Manta

El trabajo de los jóvenes es evidente en las cercanías de los cauces. Las enfermedades tropicales bajaron.
El trabajo de los jóvenes es evidente en las cercanías de los cauces. Las enfermedades tropicales bajaron. Fotos: Rodolfo Párraga / El Telégrafo
Redacción País Adentro

Doris Vera tiene su vivienda en el sector Mazato Bajo, a pocos metros de las riberas del río Burro. Mientras realiza sus jornadas como ama de casa ve llegar a un grupo de jóvenes; los conoce por eso no duda en salir y saludarlos.

Expresa que su presencia como voluntarios de la cruzada ‘Manta se levanta… hoy por ti’, ha cambiado el entorno del lugar.

“Se han visto cambios, como sea estamos viviendo mejor, las enfermedades han disminuido porque se ha hecho limpieza en el cauce y se ha desratizado la zona”, señala la mujer en el diálogo con su vecina Narcisa Anchundia, quien es guía del sector.

La quiteña Martha Calero, psicóloga clínica, quien vino a Manta a prestar su contingente luego del 16 de abril de 2016, expresa que en un recorrido en las riberas de los ríos se percataron de la contaminación y de esta manera surgió el proyecto ‘Manta se levanta… hoy por ti’.

“Nació a partir de la vivencia de tantos pacientes que eran habitantes de riberas de los ríos, para terminar con la proliferación de mosquitos, enfermedades gastrointestinales y dérmicas, eso era lo que más había aquí. No era producto del terremoto, eso ya existía”.

Fue la doctora María Verónica Silva, líder del proyecto, quien reunió el grupo de profesionales, parte de la brigada humanitaria de salud Quito-Manta, para arrancar con el plan, acompañados con empresas públicas y privadas, con apoyo del Gobierno local a través de departamentos como el de Gestión Ambiental, Higiene y Costa Limpia, así como del Patronato que da alimentación a voluntarios.

Aparte de Silva, al frente del trabajo se encuentran el voluntario venezolano William Quijije (medicina general), el odontólogo Tomás Pacheco (vocero y encargado de la logística), la psicóloga Martha Calero, la médica familiar Paola Santacruz y el médico Carlos Tello, además del inspector Henry Quijije. El grupo incluye estudiantes universitarios de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales y Ambiente de la Universidad Laica Eloy Alfaro como Viviana Granda y Giovanny Delgado, quienes indican que esta vinculación les sirve para socializar y desenvolverse en este medio.

El proyecto está dividido en fases porque hay 3 ríos que pasan por Manta. Las actividades arrancaron el 28 de junio en el Burro, “porque este tenía la mayor extensión y había mayor cantidad de personas que viven en los alrededores: 1.224 familias con un aproximado de 5 mil personas las que habitan por ahí”, detalla Martha.

Recalca que sabe esto porque potabilizaron agua de casa en casa alrededor del río con pastillas que dejaron los Cascos Blancos de Argentina; estas sirven para que el agua que tienen estas personas sea apta para el consumo.

En varios sectores encontraron gran cantidad de roedores, allí se entregaron raticidas, se habló con la comunidad para que no arroje basuras a los ríos y se les indicó que hay ordenanzas municipales que cumplir. La campaña fue de puerta a puerta durante 6 meses. Esta fase ser terminó en diciembre. “Pasamos por 26 barrios. Ahora se trabaja en las riberas del río Muerto y luego seguiremos en el Manta”.

El grupo estima que se han logrado si quiera un 75 % de resultados. “Se han reducido enfermedades dérmicas y gastrointestinales. Es un proyecto que nació de un sueño y se está convirtiendo en realidad”, sostiene la psicóloga.

Tomás Pacheco, parte de la brigada, mientras recorre el sector de Mazato y 15 de Abril, para hacer un monitoreo del trabajo ahí ejecutado, explica que cuando lanzaron el proyecto de los ríos dieron un período de 2 años para laborar. Indica que en este proyecto están involucrados 136 voluntarios que han rotado desde el inicio. Contempla el panorama y dice que la misión es hacer luego un corredor turístico. “Que exista en las riberas alumbrado, una capa de cemento sobre los cauces para que los niños jueguen. Esto podrá ser posible una vez que esto esté limpio y que la gente colabore”, concluye. (I)

Datos

La visita que realizan los profesionales y estudiantes es puerta a puerta. Dan instrucciones de buenas prácticas para el manejo de desechos domiciliarios a fin de mitigar la contaminación del cauce.

Según resultados presentados por la brigada, se han reducido enfermedades dérmicas y gastrointestinales, esto se debe a la calidad del agua.

La campaña ha avanzado hacia las riberas del río Muerto. Intervendrán los barrios que están a su alrededor por espacio de 6 meses. Para la corta de maleza en los cauces colaboran 12 macheteros que son ubicados por el gobierno local.

El doctor Tomás Pacheco dice que el Distrito de Salud les ha apoyado. “Fumigamos contra la maleza, pero ellos tienen el químico pertinente”.

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense