Lunes, 19 Diciembre 2016 00:00 Regional Manabí

El mantense Carlos Baque tendrá agua potable tras 17 años de espera

Carlos Baque, morador de Palo Santo, debe gastar $ 16 mensuales en agua potable; se abastece por tanquero.
Carlos Baque, morador de Palo Santo, debe gastar $ 16 mensuales en agua potable; se abastece por tanquero. Fotos: Rodolfo Párraga / El Telégrafo
Redacción Manabí

Con la nueva planta de agua potable que estará en el sector de Sí Vivienda, en Manta, se abastecerá del líquido vital al total de la población de la localidad. Con esta obra, la ciudad tendrá tres sistemas potabilizadores (las otras dos son Colorado y El Ceibal).

A esto se suma que una vez que, Montecristi y Jaramijó tengan operativas sus plantas de tratamiento de agua, habrá un caudal adicional, así lo asegura el alcalde de Manta, Jorge Zambrano.

El burgomaestre propuso al Comité de Reconstrucción que, en lugar de reconstruir los 7 tanques elevados que fueron afectados con el terremoto del 16 de abril, se levante una nueva planta. El proyecto ya recibió la aprobación por parte del Gobierno Nacional, con una inversión de $ 12’700.000.  

Carlos Baque es uno de los miles de mantenses que se beneficiarán con la obra. Él vive en Palo Santo, zona alta de Manta.

“Será una obra excelente, esperemos que se haga realidad pronto”, dijo el padre de familia, que espera hace 17 años que el líquido llegue ya a su hogar por tuberías.

Actualmente compra el agua a tanqueros. Al mes invierte $ 16. Una de sus vecinas es Monserrate Quijije, quien también está ansiosa por que la obra se concrete.

Mientras que Betty Mera espera que el recurso llegue las 24 horas,  los siete días a la semana. Ella vive hace un año en Palo Santo y también debe comprar agua a quienes ofrecen el servicio mediante tanqueros en el sector.

“Ojalá que el servicio sea constante, porque cuando vivía en San Pedro me pusieron el agua, gasté dinero en instalar un medidor y el agua llegaba de manera esporádica”.

José Espinoza, gerente de la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), explicó que la planta que se proyecta construir está diseñada para potabilizar 30.000 m³/día de agua. “Con esto estaríamos a la puerta de cumplir una promesa que habíamos realizado”, explicó el funcionario.

Actualmente, la planta de El Ceibal (que abastece a seis cantones) produce 65.000 m³/día y la de Colorado, con el agua cruda que viene desde el acueducto La Esperanza-Refinería del Pacífico, potabiliza 30.000 m³/día.

“Estas plantas no cubren aún el déficit, pero con la nueva podremos satisfacer por los próximos años”, señaló Espinoza.

El funcionario explicó que  van a adecuar los sistemas de El Ceibal y Casa Lagarto. “La repotenciación está en cancha del Banco Mundial. Hemos presentado todos los proyectos, con los estudios definitivos de viabilidad técnica por parte del ente rector, que es la Secretaría Nacional del Agua (Senagua), y en los  próximos días sabremos cuándo iniciamos los trabajos”.

Con relación al  acueducto  La Esperanza-RDP, que trae agua cruda a la planta Colorado, expresó: “Esto nos ayuda a garantizar de mejor manera el abastecimiento de agua y elimina la vulnerabilidad. Al nosotros depender de un acueducto nuevo, no tendremos los problemas que genera Casa Lagarto, donde el ducto está pinchado. Hemos hecho gestiones para custodiar y eliminar la clandestinidad, para garantizar el abastecimiento de agua para la futura planta”.  (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense