Sábado, 24 Septiembre 2016 00:00 Regional Manabí

Dos terremotos no liquidaron las esperanzas de Bahía de Caráquez

El pescador Eduardo Rivera (i) perdió su casa con el terremoto, en el sector Bellavista. En su terreno, el Gobierno levanta una casa, que estará pronto.
El pescador Eduardo Rivera (i) perdió su casa con el terremoto, en el sector Bellavista. En su terreno, el Gobierno levanta una casa, que estará pronto. Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

Con el sismo del 16 de abril hubo más afectación que en 1998, cuando los daños fueron menores en las edificaciones de la urbe.

Vivian Zambrano

A más de 12 metros sobre el nivel del mar, el sol dora la piel de Eduardo Rivera. Está concentrado en rellenar el piso de lo que en pocos días será su nueva casa. Aprovecha para meter mano a la obra que es levantada por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, mientras los trabajadores se van a comer.  

De a poco comienza a reconstruir su vida, luego de que el terremoto del 16 de abril le quitara su casa. Su vivienda colapsó en el sector Bellavista, zona alta de Bahía de Caráquez, cantón Sucre.

Mira a su alrededor y asegura que solo en su sector 48 casas quedaron afectadas. Desde el día del sismo, Eduardo no ha trabajado en su oficio regular, pescador, porque no quiere alejarse de los suyos por mucho tiempo. Prefirió dedicarse a la construcción.

Cada vez que las personas de Bahía hablan sobre el terremoto de abril es normal que hagan una comparación con el movimiento telúrico sucedido en 1998. Así pasa con Eduardo.

“Ahora hubo muchos más daños”, dice rápidamente este padre de familia, para seguir lampeando. Los 2 eventos no le han quitado la esperanza. Está centrado en reactivarse, así como los demás habitantes de la zona.  

En el cantón, fueron más de 700 las casas caídas. Dentro del proyecto de reconstrucción hay planes de soluciones habitacionales.  

Fernando Zambrano, coordinador zonal del Miduvi, explica que en Acuarela 2 se levantarán 168 soluciones, y en el terreno Argüello Armendáriz, 350 viviendas.  

“Eso es para familias que perdieron todo, que sufrieron afectaciones por el terremoto”. Adicionalmente, se está construyendo en terrenos propios, en localidades como San Agustín, Charapotó, San Clemente  y San Jacinto.

“Estamos trabajando para entregar viviendas a familias afectadas”.

Manuel Gilces, alcalde de Sucre, destaca que las autoridades gubernamentales han brindado el apoyo necesario al cantón. Informa que ya se comenzó la construcción del nuevo Centro Materno Infantil y de Emergencias del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

“Estamos tratando de levantar una ciudad ordenada y planificada;  hemos hecho consultoría para poder ser proponentes ante las autoridades a escala nacional”.

Acota que Sucre ha sido una ciudad “tremendamente afectada con el terremoto”. En la parte urbana, La Puntilla de Bahía de Caráquez se vio afectada. En el sector existen 33 edificios, de los cuales el 50% ha sido valorado. “Después de los diagnósticos especializados, tenemos que decir con mucha pena que algunas de las edificaciones deberán ser demolidas”.

En el sector La Cruz colapsaron 47 casas; en este lugar solo han quedado 2 familias: los Saltos y los Gómez.

Cristian Saltos, de 37 años, y su esposa, Beatriz Pincay, aún recuerdan los duros momentos de aquella noche del 16 de abril, en la cual vieron caer su casa a pocos pasos de la cruz que se levanta en el sector.

No quieren salir del sitio. Beatriz se encariñó con el lugar donde habita hace 15 años. Es mantense y hermana de Líber Pincay, rescatado con vida en el edificio Felipe Navarrete, en Tarqui.

Otro morador del sector es Pedro Pablo Gómez, quien quiere demostrar que puede seguir habitando en la zona, donde tiene sembríos y árboles frutales; ahí reside hace más de 45 años.  

Otros sectores afectados en Bahía son María Auxiliadora, Pedro Fermín Cevallos y San Roque.

“Hoy en día estamos actuando con responsabilidad, estamos esperando el diagnóstico de los estudios del suelo, porque estos sufrieron variaciones en una figura técnica que se llama licuefacción de suelo; los estudios son los únicos que determinarán si se puede construir ahí o no”.

La asambleísta María Soledad Vela, oriunda del cantón, destaca que los habitantes aspiran a que se reactive el tema del puerto pesquero en Punta Bellaca.

“Están hechos los estudios; estamos intentando que parte de la reactivación, luego del terremoto, sea el puerto; esto generaría muchas fuentes de trabajo”. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense