Jueves, 06 Octubre 2016 00:00 Regional Manabí

En Los primeros días, tras su retorno, se alumbraba con velas

Argentina está de vuelta en Tarqui por segunda vez

Junto a las casas de Argentina (i) e Isabel ahora hay un terreno vacío. Antes era el hotel Old Navy.
Junto a las casas de Argentina (i) e Isabel ahora hay un terreno vacío. Antes era el hotel Old Navy. Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

En los años 50, la septuagenaria evacuó su barrio por una inundación y volvió. Ahora, tras el 16-A, ya retornó a casa.

Redacción Regional Manabí

A sus 72 años, Argentina Mero pone todo en orden en su casa, a la cual regresó luego de 5 meses de haber salido por las afectaciones causadas por el terremoto del 16 de abril. Se asoma al marco de la puerta y ve todo el panorama del malecón de Tarqui.

Antes ese panorama era diferente, con casas y edificios que le obstruían la vista. Debía ingresar a su morada por un callejón y tras el sismo el lugar quedó despejado, por el colapso del hotel Old Navy, que estaba al lado de su morada.

La semana anterior arribó al lugar, triste, por no ver diversas edificaciones en el sector. Desde su regreso, por 8 días iluminaba su casa con velas, hasta que le instalaron el servicio eléctrico en la calle 104 y avenida Malecón, que es parte de la zona cero de Tarqui.

Fue la primera en volver al sector. Pese a que algunas edificaciones tienen sello verde (colocado a las estructuras que no representan un peligro tras el terremoto), todos se fueron, debido a que la zona -que era más hotelera-, no contaba con ningún servicio básico.  

Argentina estaba alojada en una vivienda que una de sus hermanas alquiló en Jaramijó, hasta que se enteró de que ya se podía entrar a Tarqui en ciertas calles. “No veo esa vida que antes tenía Tarqui”, dice la mujer, mientras muestra el aljibe de su casa, que tiene agua que quedó desde el 16 de abril. Está intacto.

Ese día ella alcanzó a huir junto a su hijo, Víctor Jaramillo, y un nieto. “Pensaba que hasta ahí llegábamos, salimos entre la oscuridad, una polvareda y cables enredados”.
Acota que “estoy agradecida con Dios, porque mi casa quedó en pie y mi familia está bien”.

Cuenta que mientras estaba albergada en el sector de El Palmar, en los primeros días tras el terremoto, se acercaron a ella para ofrecerle colaboración del Gobierno Nacional, a través de bonos, pero “yo no quise la ayuda, porque había que darle a las personas que verdaderamente fueron afectadas”.

Isabel Mero, de 76 años, expresa que en estos días también regresará al lugar. Es vecina de su hermana Argentina. En esta semana acude diariamente a su casa para ultimar detalles para su regreso, junto a su familia.

El recuerdo de un rompeolas enterrado

Argentina cuenta que el terremoto no es el primer desastre natural que la obligó a dejar Tarqui. En aquel lugar, por los años 50, un aguaje  inundó la zona, por lo que los moradores debieron evacuar.

“Me acuerdo cuando el presidente de ese entonces, José María Velasco Ibarra, vino a visitarnos, yo era adolescente, trajo alimentos para todos los afectados; ahora luego del terremoto yo no estaba aquí cuando pasó el presidente Rafael Correa”.

Mira una piedra escollera que está al frente del malecón y la señala: “esa la puso Velasco Ibarra, me acuerdo”.

Sobre este detalle, el presidente de la zona cero de Tarqui, Jhon Vera, menciona que el exmandatario llegó en helicóptero. Destaca que sus padres siempre le contaban anécdotas de lo que fue el paso de Velasco Ibarra por su casa. “Fue todo un acontecimiento”.

Al frente de la casa de Vera -que vive a pocos metros de Argentina- hay un rompeolas enterrado, producto de fenómenos naturales: “Había piedras escolleras, porque el mar llegaba hasta todo ese sector. Luego fue retrocediendo. En el invierno del 82 también se afectó la zona”.  

La zona cero sería reabierta en los próximos días

Los trabajos para proveer de agua potable a Tarqui avanzan. Así lo destaca Vera. “Lo que está lento es el abastecimiento de energía eléctrica. Me dicen los de la empresa eléctrica que ya van avanzando al sector. Esperemos que en estos días se electrifique, aunque sea parcialmente”.

En su última reunión, el Comité de Operaciones de Emergencia de Manta (COE) determinó las acciones a tomar para abrir los cercos que delimitan la zona cero, que todavía se encuentra restringida al paso.

Se espera que para la próxima semana el sector sea reabierto, tras casi seis meses después del terremoto. Entre las acciones que faltan está un informe por parte del Ministerio de Transporte y Obras Públicas sobre las demoliciones pendientes en el área, en base al cual la Mesa de Seguridad hará inspecciones y definirá los cercos y medidas prohibitivas que se necesitarán para esos sectores puntuales.

De momento, el 70% de la zona de Tarqui, que fue la más afectada en el 16-A, se encuentra abierta. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense