Miércoles, 20 Septiembre 2017 00:00 Fútbol Internacional

Guillermo Almada le confía otra vez la banda izquierda a Beder Caicedo

Guillermo Almada le confía otra vez  la banda izquierda a Beder Caicedo

Barcelona no cambia su alineación para enfrentar esta noche a Santos por un cupo a las semifinales de la Copa Libertadores. Los brasileños no contarán con Lucas Lima y Renato.

Redacción Fanático y AFP

Después de sorprender al gigante Palmeiras, Barcelona tratará de conseguir esta noche su segunda víctima brasileña de esta Copa Libertadores. El ‘Ídolo’ enfrenta a las 19:45 (hora de Ecuador) a Santos por un lugar en las semifinales, el ganador de la serie enfrentará a Gremio de Porto Alegre o Botafogo, que también se enfrentan hoy. 

Pero el ‘Peixe’ no piensa darle facilidades a los ‘canarios’. Insatisfechos con el 1-1 de la ida hace una semana en Guayaquil, los brasileños se conjuraron para conquistar ante su hinchada una plaza entre los cuatro mejores del continente por primera vez desde 2012. 

Nadie esconde en Vila Belmiro que levantar su cuarta Libertadores -la última fue en 2011, con un tal Neymar despuntando en la delantera-, se ha convertido en una obsesión por la que el director técnico Levir Culpi incluso sacrificó el partido de liga del sábado ante el Botafogo. Pese a que los cariocas también se jugarán la vida el miércoles ante el Gremio, no tuvieron problemas en imponerse 2-0 a un Santos con diez jugadores suplentes y la cabeza todavía en Ecuador.

Al gusto amargo de haber encajado un empate tardío, se sumó la polémica desatada por el vicepresidente del Barcelona, que criticó la actitud conservadora de los brasileños calificándola de “equipo del campeonato local”.

Aunque en el ‘Peixe’ no están para distracciones. “No entramos en provocaciones de personas que no salieron a la cancha. Dicen muchas tonterías. Quien está en el campo va a hacer lo máximo para clasificarse”, afirmó el lunes pasado el defensa David Braz.

Para esta noche decisiva, el Santos precisará de una hinchada que acudirá en masa, con la que poder compensar las importantes bajas de Lucas Lima y Renato, ausentes por lesiones. “Barcelona jugó muy bien fuera de casa en la Libertadores y van a intentar explotar eso aquí en Vila Belmiro, la velocidad. Con el apoyo de los aficionados esperamos la clasificación para la próxima fase”, añadió Braz.

El problema para Santos es que este duelo es igualmente vital para los ecuatorianos, cuyo entrenador confesó haber dejado de lado el campeonato local -donde son novenos-, para centrarse en una Libertadores que estuvieron a punto de ganar en dos ocasiones. “Le dimos prioridad a la Copa, la gente pedía un buen campeonato internacional, además de que nosotros, como cuerpo técnico y dirigencia, apelábamos a eso”, afirmó Guillermo Almada en la rueda de prensa que dio el lunes por la noche en Sao Paulo. 

Instalados en Brasil desde el domingo, los ‘canarios’ viajaron sin Ariel Nahuelpán y Mario Pineida, lesionados, pero con las ganas de hacer algo grande. “Vamos con la mentalidad de que en el partido de ida fuimos superiores”, valoró Matías Oyola antes de embarcar.

Gremio vs. Botafogo

También queda todo por decidir en la otra llave que conduce a las semifinales, tras el empate sin goles de los brasileños Botafogo y Gremio hace una semana en Río.

Desde entonces, la presión no ha dejado de aumentar en torno a lo que en Porto Alegre han bautizado como “partido del año” para un ‘tricolor’ que fue durante meses uno de los equipos de moda del país, pero al que a la hora de la verdad han comenzado a temblar las piernas.

Muy tocado por su eliminación de la Copa de Brasil, el Gremio sumó el domingo su tercer partido consecutivo sin vencer -con su sorprendente derrota en casa ante el Chapecoense (1-0)-, elevando la preocupación sobre un grupo de jugadores que hace apenas semanas se comía el mundo. 

El reciente vahído de los gauchos ha coincidido con las bajas por lesión de dos de sus pilares principales, el defensa Pedro Geromel y su joven estrella Luan, cuya presencia en el partido de esta noche todavía es duda. “El Gremio no llega en un momento maravilloso, pero consiguió un buen resultado en Río. No hizo gol, pero tampoco encajó. Aquí podemos marcar la diferencia, con todo el apoyo de nuestra hinchada”, arengó su carismático entrenador, Renato Gaucho. Y, con su equipo segundo del Brasileirao y todavía vivo en la Libertadores, sacó pecho. “Si fuera fácil estaría todo el mundo en el lugar del Gremio”, añadió.

Más relajado llega un Botafogo rejuvenecido, que de la mano de su prometedor técnico Jair Ventura

-hijo de la leyenda de la Seleçao Jairzinho- está viviendo uno de los momentos más dulces de sus últimos años.

Con su cómoda victoria ante el Santos del sábado todavía fresca, el ‘Fogao’ sueña con hacer historia  entrando en las semifinales e igualando así la mejor campaña de este club centenario que nunca ha disputado una etapa decisiva de la máxima competición continental. (I)

Nilmar, con licencia médica por depresión

El atacante brasileño Nilmar (foto),  exjugador del Villarreal español y del Lyon francés, suspendió por tiempo indeterminado su contrato con el Santos, para tratarse de una depresión. “El Santos FC aceptó el pedido de Nilmar de apartarse temporalmente, por motivos de salud”, indicó ayer el club brasileño en un comunicado.

La pausa profesional del futbolista, de 33 años, será sin goce de sueldo, precisó el club, añadiendo que el club paulista, con el cual tiene contrato hasta fines de 2018, “brindará todo el apoyo posible para que pueda reintegrarse lo más rápidamente posible” al equipo.

“Nilmar sufre de depresión. Ya está siendo atendido por psicólogos”, confirmó ayer una fuente de la institución a la agencia internacional AFP. El atleta ya daba señales de tristeza en los entrenamientos y en las concentraciones para los dos partidos en que actuó.

“El departamento médico se encargará del caso”, afirmó el presidente Modesto Roma Júnior, que le trasladó al jugador todo su “apoyo moral” y dio a conocer que fue el propio futbolista quien, reconociendo atravesar problemas personales, acudió al psicólogo del club.

Nilmar regresó a Brasil en julio, tras haber pasado un año sin jugar en el Al-Nasr, de Emiratos Árabes Unidos.

En estos dos meses, jugó apenas 39 minutos, en los partidos del campeonato brasileño contra Coritiba y Cruzeiro.

El atacante se hizo conocer en el Internacional, de Porto Alegre y fue considerado como una de las grandes promesas del fútbol brasileño.  En 2004, con apenas 20 años, fue contratado por el Lyon de Francia. 

Nilmar fue campeón de la Copa Confederaciones en 2009 e integrante de la selección brasileña que participó en el Mundial de Sudáfrica, su figura se fue apagando cuando dejó el Villarreal para jugar en Qatar.

El ariete anotó 32 dianas en las tres temporadas que estuvo en el ‘Submarino Amarillo’ disputando un total de 122 partidos. (I)    

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Promo Facebook

Twitter

Twitter @Fanatico_ET