Miércoles, 01 Febrero 2017 00:00 Fútbol Internacional

En el estadio Atahualpa se jugarán 17 cotejos en 15 días

Un operario del estadio Olímpico Atahualpa clava una estaca en el gramado para ayudar al drenaje, en el momento de la lluvia más intensa, el lunes pasado.
Un operario del estadio Olímpico Atahualpa clava una estaca en el gramado para ayudar al drenaje, en el momento de la lluvia más intensa, el lunes pasado. Foto: Daniel Molineros / El Telégrafo
Redacción Fanático

El gramado del estadio Olímpico Atahualpa soportará una carga de partidos intensa en dos semanas, algo que no había sucedido con anterioridad. La disputa del hexagonal final del Campeonato Sudamericano Sub-20, sumada al inicio del campeonato ecuatoriano de fútbol y la Copa Libertadores hará que el fútbol se juegue sin pausas.

En 15 días se disputarán 17 partidos en el escenario de El Batán: 15 de ellos del Sudamericano, uno del torneo local y otro de la Libertadores. El lunes se jugaron los tres primeros encuentros del año en el Atahualpa y coincidió con una intensa lluvia durante el desarrollo de los cotejos entre Colombia y Venezuela, Argentina vs. Uruguay y amainó cuando se enfrentaron Brasil y Ecuador en el de fondo.

Sin embargo, según Jaime Morales, encargado del mantenimiento del gramado, la cancha respondió de buena forma, al igual que el drenaje. Después del último partido que se jugó el año pasado por el torneo local, el 10 de diciembre entre Universidad Católica y Fuerza Amarilla, arrancó el tratamiento para que esté en óptimas condiciones para 2017.

Se efectuó un trabajo de descompactación, que consiste en insertar cuchillas de 30 centímetros para que precisamente se descompacte la tierra.

También se hizo una aireación, en la que se realizaron 480.000 hoyos, antes de fumigar y fertilizar el césped para su recuperación antes de la actividad.

Entre diciembre y enero de este año no se usó la cancha. La Concentración Deportiva de Pichincha (CDP) no prestó el escenario para algunos eventos que habían solicitado, todo para que esté en condiciones para la actividad oficial.

El vicepresidente de la CDP, Antonio Guevara, no recuerda que en tan poco tiempo se hayan disputado tantos encuentros en el Atahualpa, por lo que esperan que responda bien hasta el final del torneo Sudamericano.

La carga habitual en dos semanas era de máximo cuatro encuentros, pero en esta ocasión aumentará. “El trajín es intenso, pero soportará sin problemas. Justo en el primer día de competición cayó un aguacero, que no impidió que se desarrollen los partidos. El drenaje funcionó a la perfección”, comentó Guevara.

Para Morales también significa un reto grande el hecho de mantener bien la cancha para todos los partidos. Reconoció que más adelante sí se notará un pequeño deterioro, porque es una planta y receptará gran cantidad de actividad sobre ella. “Se notará desgarros, pero aquello es controlable. Estamos muy pendientes, día a día, del estado del gramado. Estos aguaceros excepcionales producen eso; confío en que no vuelva a llover con la misma intensidad del lunes”.

La variedad del césped que está plantado en el Atahualpa se denomina quicuyo y es considerado uno de los más resistentes. Guevara detalló que el delegado de la Conmebol se mostró satisfecho por la respuesta del gramado, a pesar de la fuerte lluvia que cayó en la jornada inaugural del sextangular.

La decisión de que El Nacional haya decidido dejar de jugar en el Atahualpa -solo disputará ahí los cotejos contra Barcelona, Liga de Quito y por Copa Libertadores- beneficiará al mantenimiento del césped.

El próximo martes, El Nacional recibirá en Quito al Atlético Tucumán de Argentina por el partido de vuelta de la segunda fase de la Libertadores. Si supera al conjunto argentino accederá a la tercera ronda y jugará por lo menos un partido más en el Atahualpa.

Universidad Católica se mantendrá en el escenario y el América de Quito, que retornó a la serie B luego de 28 años, solicitó hacerlo en el primer escenario capitalino. Esa categoría tiene previsto iniciar el próximo mes.

Mientras que la localía de Deportivo Quito en ese estadio aún es incierta. El conjunto ‘azulgrana’ jugará en segunda categoría esta temporada y mientras soluciona los problemas de índole administrativa, aún no define dónde actuaría. La segunda también arrancará en marzo y los ‘chullas’ analizan hacerlo  como local en su complejo de Carcelén.

Después de que termine el Sudamericano, la cancha tendrá menos actividad y las labores se centrarán en mantener el gramado en las mejores condiciones para las Eliminatorias al Mundial. El 28 de marzo, Ecuador recibirá a Colombia en el estadio Atahualpa por la fecha 14 de la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

Mañana se retomará la acción en el hexagonal con los partidos entre Colombia y Argentina, Uruguay contra Brasil y Ecuador frente a Venezuela, con la cancha en óptimas condiciones. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Promo Facebook

Twitter

Twitter @Fanatico_ET