Lunes, 19 Septiembre 2016 00:00 Otros deportes

El italiano ganó medalla de plata en río

Zanardi celebró 15 años después de 'resucitar'

Alex Zanardi, encima de su bicicleta adaptada, celebra la obtención de la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Río.
Alex Zanardi, encima de su bicicleta adaptada, celebra la obtención de la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Río. Foto: AFP

El 15 de septiembre de 2001 el expiloto de Fórmula 1 e Indy Car perdió sus dos piernas durante una competencia.

Redacción Fanático y Agencias

Río de Janeiro vio pasar varias veces al italiano Alex Zanardi como un veloz piloto de Fórmula Uno y de Indy Car. Quince años después de su última carrera en Brasil, volvió a correr en esta ciudad, pero en esta ocasión su vehículo no era un monoplaza clásico, sino una bicicleta adaptada para participar en los Juegos Paralímpicos 2016.  

En 2001, el expiloto sufrió un accidente con su automóvil de Indy Car que le costó la pérdida de sus dos piernas, y después comprobó que aunque sea en forma diferente la vida continuaba.

Tras una difícil recuperación decidió volver a las pistas, pero esta vez desde una bicicleta adaptada -que la impulsa con las manos- y participar en los Juegos Paralímpicos que se desarrollaron en Río de Janeiro, donde ganó dos oros y una plata en Londres 2012; un oro en Río 2016 y el día del  aniversario de su ‘resurrección’ (jueves pasado) la medalla de plata en la carrera de ruta masculina clase H5.  

“He logrado la plata 15 años después de haber renacido. ¡Creo que no está mal!”, dijo Zanardi el jueves pasado a los periodistas presentes, después de la prueba en la que el sudafricano Ernst Van Dyk ganó la medalla de oro y el holandés Plat Jetze se quedó con el metal de bronce.

Además de la coincidencia de la fecha, el expiloto italiano contó que también había otra razón por la que Río 2016 son unos juegos especiales para él. “Donde hoy está el Estadio Olímpico había un circuito de Indy Car (popularmente conocido como el autódromo de Jacarepaguá), en el que logré mi primera pole position. Para un romántico como yo, eso es algo muy especial ya que logré uno de mis primeros objetivos”, recordó.

Zanardi, quien dijo en una entrevista que siempre prefirió morir a quedar inválido, comprendió después del trágico accidente que eso no iba a pasar. “Cuando me sucedió, eso no se me vino a la cabeza. Estaba feliz de estar vivo”.

También recordó cuando los periodistas le preguntaban qué sería de su vida de no haberse accidentado en el coche en la Indy Car. “Quién sabe, tal vez sería un hombre con piernas, pero no tan feliz como soy ahora en la bicicleta adaptada”.

En su paso por la Fórmula Uno (F1), Zanardi debutó en el equipo Jordan para reemplazar al alemán  Michael Schumacher (hoy postrado en una cama por un accidente) quien también hacía su debut de temporada cuando pasó a la escudería Benetton. Luego corrió para las escuderías Minardi y Lotus.

Tras dejar la Fórmula Uno, Zanardi ganó los campeonatos CART en las temporadas 1997 y 1998, prácticamente ‘volando’ en su vehículo. Para 1999 volvió una temporada a la F1 como  uno de los pilotos de Williams, con Ralf Schumacher.

Zanardi manejó la alternativa de abandonar el automovilismo, pero regresó al CART. El italiano ya había protagonizado accidentes espectaculares en la categoría estadounidense. En la F1, en Bélgica en 1993, se accidentó y estuvo nueve meses en inactividad para su recuperación.

15 de septiembre de 2001

Alex Zanardi lideraba la prueba del American Memorial -el 15 de septiembre de 2001- en la vuelta 143 de las 154 programadas cuando entró a los pits a coger combustible para su vehículo.

Las imágenes de televisión que transmitieron la carrera en vivo lo siguieron hasta que el fórmula se disponía a regresar a la pista. Cambiaron de plano por un momento con la intención de seguir a otro piloto, pero regresaron inmediatamente para enfocar el vehículo del piloto italiano que giraba fuera de control por el circuito.

Un segundo después ocurrió lo inevitable. El vehículo de Zanardi fue impactado de frente por el de Alex Tagliani, quien giraba en ese momento a más de 300 kilómetros por hora, lo que destruyó completamente la parte delantera del vehículo del piloto italiano y también sus dos piernas.

Zanardi sobrevivió al accidente y desde entonces dedica su vida a superar los retos que se propone. “Normalmente no le agradezco a Dios por este tipo de cosas, porque creo que Dios tiene cosas más importantes de qué preocuparse, pero hoy fue demasiado y tuve que levantar mis ojos y agradecerle”. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Especial

38 heroes olímpicos