Domingo, 06 Noviembre 2016 12:54 Otros deportes

Ghebreslassie, el más joven en ganar maratón

Ghebreslassie ganó con tiempo de 2h07:51.
Ghebreslassie ganó con tiempo de 2h07:51. Foto: AFP
Agencia AFP

El eritreo Ghirmay Ghebreslassie, campeón mundial de maratón masculina y la keniata Mary Keitany en las mujeres, ganaron el domingo la cuadragésima edición de la maratón de Nueva York.

El corredor nacido en Eritrea, de 20 años, se convirtió en el ganador más joven en la historia del maratón de la ciudad estadounidense. Mientras que en la rama femenil, Keitany pasó a ser la primera mujer que gana la carrera en tres ediciones seguidas desde las cinco victorias consecutivas de Grete Waltz, entre 1982 y 1986.

En su debut en Nueva York, Ghebreslassie cronometró un tiempo de 2 horas, 7 minutos y 51 segundos.

Ghebreslassie, nacido el 14 de noviembre de 1995, es el ganador más joven de maratón en los campeonatos mundiales, cuando se tituló en Pekín 2015.

Perteneciente a la ‘cuadra’ del poderoso mánager holandés Jos Hermens, el africano se hizo un nombre en la maratón mundial cuando en 2014, cumpliendo estrictamente tareas de liebre en la maratón de Chicago, llevó a los favoritos hasta el km 40 en 2h04m y luego se animó a terminar la carrera, su primera maratón, en 2h09:08. En 2015 fue segundo en Hamburgo con 2h07:47.

El debut del eritreo en Nueva York se produjo después de decepcionantes cuartos lugares en Londres y en los Juegos Olímpicos de Río. Ahora se lo vio más sólido, marcando el paso desde una arrancada que se dio bajo los acordes de la icónica canción ‘New York, New York’, de Frank Sinatra, y asumiendo el liderazgo desde los primeros metros.

Desde que en 1970 se disputara la primera edición de la Maratón de Nueva York en Central Park, con 127 participantes y solo 55 corredores que cruzaron la línea de meta, la competencia se ha convertido en la prueba atlética en la que todo runner quiere inscribir su nombre por lo menos en una ocasión.

Los más lentos

Exhausta, rengueando y sin parar de llorar, Jéssica Durán fue una de las últimas en atravesar la meta de la maratón de Nueva York, a las 19:45 del domingo en un Central Park helado y casi desierto. Casi nueve horas después de la largada.

Para ella y muchos otros corredores con sobrepeso, ancianos o simplemente sin el entrenamiento correcto, recorrer 42,195 km sin detenerse es una hazaña. Y no les importa en lo más mínimo demorar seis horas o más que el vencedor.

“Lo hice por mis hijas, son mi inspiración, por ellas haría cualquier cosa”, dijo Durán, una neoyorquina de 35 años, abrazando a sus dos pequeñas que la esperaban en la meta de la mayor maratón del mundo. El tiempo promedio de la prueba de Nueva York ronda 4:35. A diferencia de otros que exigen un tiempo determinado para clasificar, la mayoría de los corredores de la maratón de Nueva York se registra en una lotería.

Participación de ecuatorianos

De acuerdo con la organización, 72 fondistas nacionales se inscribieron en la prueba, no todos de élite. El mejor ubicado fue Julio Sauce, de 44 años, quien participó por sexta ocasión en la maratón de Nueva York.  El oriundo de Déleg, provincia de Cañar, puso un crono de 2h59m09s. Aún no se publica su ubicación en la carrera. En 2013, con un tiempo de 02:38:06, llegó a la meta en el puesto 70 en la categoría general. Mientras que en 2012, con 2 horas y 37 minutos, ocupó el primer lugar de la maratón en su categoría (40 años). (I)

"Este esfuerzo fue inspirado en los sueños y metas"

La ecuatoriana Carla Borbotó se preparó durante 6 meses para participar en la maratón de Nueva York, una de las 6 carreras más importantes del mundo. La quiteña de 42 años, quien por primera vez compitió en una prueba de esta distancia (42,1 kilómetros), registró un tiempo de 5h47m18s. A las 05:40 (hora de Ecuador) tuvo que ir el domingo a Staten Island, lugar de partida de la prueba, que inició a las 8:30 para las mujeres.

“Estoy muy emocionada de haber corrido por primera vez la icónica maratón de Nueva York. Este esfuerzo fue inspirado en los sueños y las metas. He pasado 6 meses entrenando para esta prueba”.

Borbotó mencionó que el camino hasta llegar a enfrentarse a los 42 km fue duro, pero lindo. Durante 6 meses entrenó 2 horas diarias en el parque La Carolina.

“Corrí en lugares hermosos que me regalaron tiempo para conocerlos. Nunca pensé que podría correr esa distancia. En los sueños y las metas me inspiré porque, así como la prueba reina del atletismo es dura, si realmente te propones algo, persistes y trabajas duro, lo lograrás”. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Lunes, 07 Noviembre 2016 23:01

Banner

Especial

38 heroes olímpicos