El escándalo salpica a casi todos los niveles de la administración pública

Carlos Nuzman, acusado de comprar votos a favor de Río

- 06 de octubre de 2017 - 00:00
Carlos Nuzman salió de su domicilio vestido de traje y corbata. Fue trasladado a la Superintendencia de la Policía.
Foto: AFP

El titular del Comité Olímpico Brasileño fue detenido ayer. Su ‘brazo derecho’, Leonardo Gryner, también está preso.

Río de Janeiro.-

La Policía Federal brasileña (PF) arrestó ayer al presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), Carlos Nuzman, investigado por su presunta participación en una red internacional que compró votos para que Río de Janeiro fuera la sede de los Juegos en 2016.      

La detención de Nuzman es el más reciente escándalo de una larga saga de corrupción en la mayor economía latinoamericana, que frecuentemente tiene ramificaciones en el extranjero y que salpica a casi todos los niveles de la administración pública.   

Nuzman, que había sido obligado a declarar el pasado 5 de septiembre por el caso, fue detenido a primera hora de la mañana en su vivienda en Leblon, un barrio acomodado del sur de Río de Janeiro. Vestido de traje y corbata, el directivo de 75 años fue trasladado poco después a la superintendencia de la Policía.

El arresto es de carácter temporal y fue ordenado por un juzgado federal en una operación en la que también fue detenido su ‘brazo derecho’, el director general de operaciones del Comité Río 2016, Leonardo Gryner. Ambos son acusados de “corrupción, lavado de dinero y organización delictiva”, informó la Policía en un comunicado.

El Ministerio Público (MP) de Río solicitó el bloqueo de 1.000 millones de reales del patrimonio de los investigados (unos $ 319 millones) por los daños causados.  

“La prisión temporal de Nuzman y Gryner es imprescindible no solo como garantía de orden público, sino para permitir bloquear su patrimonio, además de impedir que ambos continúen actuando, ya sea criminalmente o en la interferencia de la producción probatoria”, señaló el MP en un comunicado.  

Los fiscales aseguran que Nuzman, presidente de la COB desde 1995, amplió su patrimonio un 457% en los últimos 10 años sin que quede claro su origen y también que trató de ocultar su riqueza -a menudo en el exterior- a las autoridades, citando que solo declaró que tenía 16 barras de oro de 1 kilogramo cada una después de que fue interrogado hace un mes.

‘Unfair Play’, parte II

La operación de ayer fue bautizada ‘Unfair Play - Segundo Tiempo’ y es una derivación de la realizada en septiembre, en la que Nuzman fue interrogado por sospechas de que él fue el “punto central de conexión” de la presunta trama para favorecer a Río, finalmente sede de los primeros Juegos Olímpicos en Sudamérica de la historia.  

Las autoridades brasileñas, apoyadas por las francesas, estimaron que el exgobernador de Río, Sergio Cabral (2007-2014) -que cumple condena por corrupción pasiva y blanqueo de dinero- era el cerebro de ese esquema, que supuestamente pagó $ 2 millones en sobornos al senegalés Papa Massata Diack, hijo del antiguo presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) Lamine Diack.

El empresario Arthur Soares, conocido como ‘Rey Arturo’, uno de los principales contratistas del gobierno de Cabral, habría sido el encargado de efectuar ese pago apenas tres días antes del voto del Comité Olímpico Internacional (COI), en octubre de 2009, cuando Río se impuso a Chicago, Madrid y Tokio.

Los fiscales de Río aseguran que recopilaron nuevos elementos que prueban “de manera irrefutable” cómo se hicieron estos pagos.

Por ejemplo, a través de un mail en el que Papa Massata pide directamente a Nuzman ayuda “para el proceso final”.

“Estas pruebas demuestran que Nuzman y Gryner fueron responsables de hacer los contactos y aceptar las relaciones para organizar el mecanismo de pago de sobornos de Sergio Cabral directamente a miembros africanos del COI”, asegura la fiscalía.

Miembro honorífico del COI

El escándalo de Río ensombreció un evento del Comité Olímpico Internacional (COI) realizado el mes pasado en Lima, tras las designaciones de París 2024 y Los Ángeles 2028.

En esa ocasión, el presidente del COI, Thomas Bach, fue cuestionado acerca del papel de Nuzman, miembro honorario de esa entidad.

El dirigente alemán dijo que el COI intentaría ayudar a dilucidar los hechos, pero aclaró que ninguna organización deportiva puede allanar ni buscar cuentas.

Tras el arresto de ayer, el flamante jefe de la Comisión de Ética del COI, Ban Ki-moon, pidió toda la información a las autoridades brasileñas para continuar con la investigación sobre el caso dentro del COI y ofreció también su cooperación para las investigaciones en el país sudamericano.

“La Comisión de Ética puede considerar medidas provisionales mientras respeta el derecho de Nuzman de ser escuchado”, dijo un vocero del COI en un comunicado.
Con la prisión de Nuzman, el COB quedó temporalmente a manos del hasta ahora vicepresidente Paulo Wanderley. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: