Carapaz se codea con la élite y alista el debut

- 27 de enero de 2017 - 00:00
El ciclista carchense Richard Carapaz con la camiseta de competencia de su nuevo equipo, Movistar Team, con el que tiene vínculo hasta 2018.
Foto: cortesía del Team Movistar

El ciclista nacional quiere aprender de los más destacados como Alejandro Valverde y Nairo Quintana, sus compañeros.

“Atentos con este, que viene pisando fuerte”. Quien apareció en escena en ese momento fue el ciclista ecuatoriano Richard Carapaz. Los reflectores apuntaron hacia él y el presentador, el exciclista Pedro ‘Perico’ Delgado, no encontró mejor forma de describirlo.

De esa forma, Carapaz se juntó a los 27 ciclistas del Team Movistar que competirán este temporada en el Tour Mundial de la Unión Ciclista Internacional (UCI). El equipo líder a nivel global presentó en el Auditorio del Distrito Telefónica, en Madrid, a los miembros del equipo.

Siempre con una sonrisa, el carchense siguió con atención la presentación de todos sus compañeros y escuchó a Delgado, reconocido pedalista en los 80 y que hoy es comentarista del deporte en un canal español. “Muy contento por estar con el mejor equipo del mundo y listo para empezar de la mejor forma este 2017”, dijo.

El principal objetivo del deportista de 23 años, en su primera temporada en la élite del ciclismo mundial, es aprender. Sobre la base de esfuerzo y dedicación logró hacerse un hueco entre los mejores del mundo; ahora compartirá equipo con el colombiano Nairo Quintana y el español Alejandro Valverde, dos de los más destacados del circuito.

En un inicio, el ecuatoriano iba a debutar en el Challenge de Mallorca, que arrancó ayer y concluirá el domingo. Sin embargo, no entró en la alineación para esa prueba, por lo que se espera que pueda debutar con la camiseta de Movistar en la Volta ao Algarve (Portugal), que se correrá el próximo mes.

Mientras tanto, Carapaz se centra en optimizar su rendimiento y mejorar sus capacidades. Él es conocido por ser un escalador nato, por lo que las pruebas en las que existan varias etapas con esas características, estará presente. Su anhelo es también estar en una de las grandes competencias, como la Vuelta a España o el Giro de Italia.

Según contó, en una entrevista con diario EL TELÉGRAFO, en noviembre del año pasado, la prueba italiana es su favorita. “Es una carrera que tiene etapas exigentes y mucha montaña, que es lo que más me gusta. Para mí, tiene un punto mayor de exigencia que el Tour de Francia. Me gustaría correrla; ganar una fase sería un sueño”, contó.

Para poder estar en el equipo de forma permanente, Carapaz estuvo a prueba durante dos meses. Participó en algunas pruebas en 2016, donde los entrenadores y el director del equipo evaluaron su desempeño.  

Las estrategias, las condiciones y todo lo que rodeó a esas competencias fue totalmente diferente a lo que vivió en su etapa de amateur con Lizarte. “Fue muy distinto todo, porque cada ciclista lleva su orden de qué hacer. Lo tomé con asombro y me tocó sufrir al principio. Después me acoplé, lo que generó que me ofrezcan un contrato”.

El director Eusebio Unzué lo había visto desde 2015 y siguió su progreso. Ese año ganó la Vuelta a Colombia sub-23 y se convirtió en el primer extranjero en ganarla. Carapaz recordó cómo fue el primer contacto con el máximo directivo del equipo. “Se presentó y fue muy directo: ‘Te llamo para ver la posibilidad de que vengas al equipo’. Yo me quedé frío, pero desde ahí tuvimos más contacto hasta que se confirmó mi vínculo a Lizarte (filial de Movistar)”.

Mientras Carapaz continuaba en su periodo de prueba, su representante el italiano Giuseppe Acquadro  le confirmó que estaba dentro del equipo. Firmó el contrato que lo une con Movistar hasta 2018 y empezó su travesía. Ahora comparte entrenamientos y diversas actividades del equipo con los mejores del mundo, de los que pretende absorber la mayor cantidad de conocimientos posibles.

“Está claro que las grandes vueltas volverán a ser el gran objetivo. Trataremos de pelear por el Tour de Francia, la única de las tres grandes que aún no hemos conseguido. Queremos mantener la regularidad”, dijo Unzué en la presentación.

El carchense continúa con sus entrenamientos en Madrid, España, de la mano de los técnicos y demás personal del club. Por el momento vive solo en la capital española, pero no descartó que en un futuro cercano su esposa Tania Rosero y su hijo Santiago, de dos años, se trasladen hasta Europa para acompañarlo. Todos los días está en contacto con ellos, a través de internet, y espera con muchas ansias tenerlos a todos pronto con él. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: