Viernes, 02 Diciembre 2016 00:00 Cultura

Velasco Ibarra regresa como sujeto literario

Fabián Darío Mosquera (i) y Raúl Vallejo conversaron en Guayaquil sobre le libro 'El perpetuo exiliado'.
Fabián Darío Mosquera (i) y Raúl Vallejo conversaron en Guayaquil sobre le libro 'El perpetuo exiliado'. Foto: William Orellana / El Telégrafo

Raúl Vallejo lleva a la literatura a quien fue cinco veces presidente de Ecuador.

Redacción Cultura

“¿Cómo un expresidente se va a exiliar a un pequeño poblado colombiano (Sevilla)? ¿Por qué no fue a Bogotá?”, se preguntó Raúl Vallejo durante el ejercicio de escritura sobre José María Velasco Ibarra, en su libro El perpetuo exiliado.

En su obra, Vallejo traslada a la literatura a quien fue cinco veces presidente de Ecuador. Vuelve a un personaje cuya vida privada se mantuvo casi siempre en sigilo, a pesar de haber sido el mandatario con más años de gobierno en la historia del país. El autor parte de anécdotas, cartas, documentos y su vida con Corina del Parral hasta el día de su muerte.

“El personaje de esta novela no es político, es literario”, dice Vallejo sobre El perpetuo exiliado. Ayer, durante un diálogo con el poeta y docente Fabián Darío Mosquera, en la librería Mr. Books de Guayaquil, el autor escudriñó frente a un público las claves de su trabajo y, a pesar de las fallas de la amplificación y los silencios técnicos del micrófono, los asistentes empezaron a contar sus anécdotas, pues, como dijo Vallejo: “Todos tenemos una con Velasco Ibarra”.

En su primer exilio, en el pequeño poblado colombiano de Sevilla, Velasco Ibarra fue rector del colegio de varones Santander. En ese recinto mantienen el acta de nombramiento de Velasco Ibarra, como un archivo de su historia. En ese lugar, al expresidente ecuatoriano le preguntaron tres chicos: “¿Cómo se hacía para ser grande?”. Velasco Ibarra contestó que todo aquel que quisiera ser grande debía tener un ideal político o morir. Uno de esos jóvenes fue el papá del escritor colombiano Héctor Abad.

Vallejo considera que Velasco Ibarra no fue un dictador. Se vale de recursos sobre su personalidad, como aquello de haber sido el primer presidente en recorrer el país durante su campaña política. Aquellas fotos en las que aparece con traje de satín y en corbata en el Oriente, sin una gota de sudor. “No sudaba nunca”, dice el mito.

Fernando Carrera, esmeraldeño que lo conoció de niño, en una visita de campaña recordó aquella imagen impecable cuando se acercó a estrecharle la mano. Carrera, que escuchaba en su familia lo que decían de aquel hombre y la admiración que proclamaban por Galo Plaza, escondió sus manos tras su espalda y le dijo de frente: “Yo soy placista”.

Vallejo recorre la historia de Velasco Ibarra contando aquellas anécdotas. Lo saca del contexto en el que se había escrito sobre Velasco Ibarra en obras como las de Pedro Jorge Vera, cuando el país se dividía entre velasquistas y antivelasquistas. Para Vallejo fue necesario ubicar las voces conocidas y desconocidas que se aproximaron al expresidente.

Utiliza los poemarios de Corina y le da  una voz, el lugar que tuvo durante los gobiernos de Velasco Ibarra, a pesar de haber sido caricaturizada por la derecha quiteña de entonces. “Jamás se había construido una novela sobre Velasco Ibarra con sus ideas, y él era un tipo de ideas. Cuando se escuchan sus discursos, cuando se lee Conciencia y barbarie, uno se da cuenta de que Velasco Ibarra es un intelectual y que está empapado de lo que es lo contemporáneo, la voz del personaje se tiene que construir sobre sus propias ideas”.

Para Vallejo, a Velasco Ibarra no le interesaba el dinero tanto como el poder. Por ello su esposa murió atropellada por un bus. Por eso sus modos de actuar contra los opositores que se vuelven fantasmas en su memoria hasta el final de sus días son ejercicios del poder.  

El libro de Vallejo no es histórico, sino una novela collage por todos los recursos investigativos que utiliza para crear un valor literario a un político, aunque cada línea esté empapada de historia. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia