Viernes, 22 Septiembre 2017 00:00 Cultura

Santiago reclama sus estatuas

Redacción Cultura

El gobierno local de Santiago de Compostela, presidido por Compostela Aberta, reclama las piezas que en 1960 se le entregaron al dictador Francisco Franco como agasajo, las cuales, hasta hoy son parte del patrimonio de su familia. 

Aberta dio un plazo de 15 días a los herederos para que devuelvan 2 esculturas de Abraham e Isaac, labradas sobre columnas a finales del siglo XII y comienzos del XIII en el taller del maestro Mateo.

De no cumplir con la disposición se prevén “acciones legales”.

Estas esculturas se crearon para ser inamovibles, bajo la cubierta del atrio, sosteniendo la fachada románica que protegía el Pórtico de la Gloria. Según el gobierno local, “no consta” ningún documento de cesión o donación a Franco.

En el siglo XVI estas y otras imágenes (como la que fue descubierta entre escombros de la catedral a finales de 2016) fueron retiradas para reformar el Obradoiro. Quedaron arrumbadas y estas dos fueron reencontradas en 1933 por el historiador Fermín Bouza Brey en uno de los pazos de los condes de Ximonde, que las habían adquirido.

El estudioso concluyó que llevaban allí, en el municipio coruñés de Vedra, en la mansión junto al río Ulla, desde el siglo XVIII.

Durante la dictadura franquista, el entonces conde de Ximonde vendió estas imágenes que se han identificado con Abraham e Isaac al Ayuntamiento de Santiago por 60.000 pesetas.

La condición para cerrar el trato era que las estatuas no abandonaran la ciudad para la que fueron labradas en la propia explanada del Obradoiro. De lo contrario, el concejo tendría que indemnizarlo con 400.000 pesetas, dinero que nunca cobró. (I) 

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense