Lunes, 10 Julio 2017 00:00 Cultura

Museo Carlos Zevallos, con nuevo montaje

El museo estuvo derrado por cuatro años y ya se encuentra abierto al público. Algunas vitrinas sufrieron daños durante el sismo de 2016.
El museo estuvo derrado por cuatro años y ya se encuentra abierto al público. Algunas vitrinas sufrieron daños durante el sismo de 2016. Foto: facebook de la Casa de la Cultura

Durante cuatro años permaneció cerrado. En este período, un equipo de arqueólogos y diseñadores trabajó en la catalogación, inventario y museografía de las piezas, producto de una investigación.

Redacción Cultura

Por cuatro años permaneció cerrado el Museo Carlos Zevallos Menéndez, ubicado en el quinto piso de la Casa de la Cultura, Núcleo Guayas. Desde entonces, un equipo, coordinado por Gisella Peña, trabajó en el inventario, catalogación y una nueva museografía de las 10.000 piezas que posee el lugar.

El proceso concluyó con la mitad de las piezas de la reserva. El pasado 6 de julio se inauguró el trabajo de la sala Emilio Estrada, no la de orfebrería ni la dedicada a la memoria de Huerta Rendón. En esta última, tras el terremoto del 16 de abril de 2016 se rompieron las vitrinas que albergaban las obras. Reponerlas implica una inversión de $ 600 que el núcleo no ha podido asumir.

La mayor parte de las piezas de la colección es resultado de las investigaciones de Zevallos Menéndez, en la Costa del país, durante las décadas del 40 y 50. Una pequeña porción, en cambio, fue donada.

De acuerdo a Peña, una de las características más valiosas de esta museografía es conocer los lugares exactos de procedencia de las piezas, a pesar de que en los museos del país es constante la ausencia de datos detallados sobre la forma como se encontraron los bienes patrimoniales, la mayoría fruto de huaquería.

A pesar de que había un inventario detallado sobre los objetos arqueológicos, a través del proceso de catalogación y museografía que  implementó un grupo de arqueólogos y diseñadores locales hace ya cuatro años, se profundizaron los registros.

La catalogación permitió el análisis de cada pieza, la técnica con la que se la trabajó, los materiales que se utilizaron. Este trabajo será útil para investigaciones posteriores y se registró en un programa de catalogación especial. Este proceso tuvo un financiamiento de $ 50.000.

Montaje Emilio Estrada

El montaje de la sala que rinde homenaje a Emilio Estrada, como uno de los primeros arqueólogos del país, recorre las distintas etapas de trabajo de los pobladores de la Costa ecuatoriana.

El recorrido, además de exhibir el trabajo en piedras, como la andesita y diorita, en concha, hueso y barro, recoge datos importantes sobre la agricultura y la supervivencia local de los habitantes hace 2.000 años. La museografía anterior estaba dedicada a la cerámica y su belleza. Aproximadamente 200 piezas de esta muestra son nuevas.

Entre las piezas que integran la museografía se ven las figuras antropomorfas de la Cultura Valdivia. Algunas están embarazadas, otras tienen hijos en brazos y una que otra no tienen piernas.

Carmen Burgos, la restauradora más antigua del lugar, señala que dejar a las Valdivias sin piernas era una tradición de los precolombinos cuando la figura ya había cumplido su milagro.

El Museo Carlos Zevallos quedó habilitado para las visitas del público. Y a pesar de que no alcanzó el presupuesto para inaugurar y montar toda la museografía trabajada por Gisella Peña y el antropólogo Mauricio Naranjo, esperan gestionar un presupuesto para hacerlo en los próximos meses. La muestra está abierta de lunes a viernes, desde las 09:30 hasta las 17:30. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense