Jueves, 24 Noviembre 2016 00:00 Cultura

Jurados recorren la XIII Bienal de Cuenca

Los jurados de la Bienal de Cuenca, Gaudêncio Fidelis, Bernard Marcadé y Lupe Álvarez, iniciaron su recorrido por las obras de los 50 artistas participantes.
Los jurados de la Bienal de Cuenca, Gaudêncio Fidelis, Bernard Marcadé y Lupe Álvarez, iniciaron su recorrido por las obras de los 50 artistas participantes. Foto: tomada de diario El Tiempo

Este año se entregarán 4 premios honoríficos a las mejores propuestas artísticas, en reemplazo a las menciones y valores económicos que se otorgaban anteriormente. Este viernes será la inauguración.

Jéssica Zambrano Alvarado

“¿En esta bienal habrá obras que trabajen con el olfato?”, preguntó uno de los asistentes a la charla del brasileño Gaudêncio Fidelis, miembro del jurado de la XIII Bienal de Cuenca que llegó el pasado martes para recorrer junto con Bernard Marcadé y Lupe Álvarez -los otros dos miembros del jurado- las obras de los 50 artistas participantes y, además, para introducir nociones sobre su trabajo con el público.

Fidelis fue el curador de la X edición de la Bienal del Mercosur, que se realizó en 2015, en Porto Alegre. En dicho encuentro, él apostó por la yuxtaposición de obras de arte emergente junto con las de autores canónicos, como la brasileña María Martins, cuyo trabajo ganó mayor reconocimiento tras su muerte.

Dentro de las 7 muestras temáticas y colectivas de la Bienal del Mercosur hubo una serie de obras aglutinadas bajo la consigna ‘Olfatoria: el olor en arte’. En su recorrido, según Fidelis, el olor predominaba. “Se trataba de una muestra sobre los sentidos, pues algunas obras hablaban de la importancia de la mirada, entre ellas la del cubano radicado en Ecuador, Saidel Brito”.

Con respecto a la apuesta curatorial en la edición de la Bienal de Cuenca, Fidelis comentó que “todas estas exposiciones tienen una vocación que se desarrolla en la historia. La Bienal de Cuenca empezó con un trabajo en pintura y su trayectoria histórica es muy importante”.

“Esta bienal tiene elementos muy interesantes, pero una cosa es la exposición y otra el conocimiento que surge de esa exposición, en la que se requiere tiempo para entender cómo la muestra pasa por una transformación a posteriori”, agregó Fidelis.

La Bienal de Cuenca está pasando por eso, así como la Bienal del Mercosur, con un montaje muy diversificado. No creo en obras maestras, creo en las contribuciones de las obras canónicas y en las obras que son importantes para una comunidad específica, o para un grupo de personas que está lejos de los grandes centros del arte mundial”.

El recorrido de los jurados

El martes inició el recorrido de los jurados por las 20 sedes de la bienal. Hasta la tarde de ayer, Marcadé, Álvarez y Fidelis visitaron el Museo de Arte Moderno, el Museo de la Medicina, el Salón del Pueblo y el Museo de las Conceptas. De acuerdo a Álvarez: “Todavía no podemos hacernos una idea global porque aún hay artistas que están instalando, hay obras que aún no están terminadas, y hay muchos trabajos que son in situ y que necesitan una reflexión sobre el espacio. En ese caso resultan de una complejidad mayor. Realmente estamos preocupados porque son muchas obras y para verlas responsablemente y emitir un criterio sobre ellas se requiere de un tiempo. Lo que hemos visto es interesante”.

Este año, la XIII edición de la Bienal de Cuenca entregará cuatro premios honoríficos a las mejores propuestas artísticas, en reemplazo a las menciones y valores económicos que se daban anteriormente. Estos son el Premio París, otorgado por la Alianza Francesa de Cuenca; los premios Julián Matadero, Guaraguao y Piedra de Sal. Los nombres de los ganadores se conocerán este viernes, durante la sala inaugural, en el Museo Pumapungo, a las 19:00. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia