Jueves, 06 Julio 2017 00:00 Cultura

Informe de la muerte de Neruda será revisado

   Los restos de Pablo Neruda fueron sepultados junto a los de su tercera esposa (Matilde Urrutia) en Isla Negra, donde ahora funciona una casa-museo.
Los restos de Pablo Neruda fueron sepultados junto a los de su tercera esposa (Matilde Urrutia) en Isla Negra, donde ahora funciona una casa-museo. Foto: AFP

Un panel de peritos provenientes de Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, España y Chile se reunirá a mediados de octubre y entregará sus conclusiones al juez Mario Carroza, encargado de la causa.

Redacción Cultura y AFP

Un panel de peritos internacionales elaborará el próximo octubre, en Santiago de Chile, un “informe pericial integrado” basado en las últimas pruebas realizadas a los restos del poeta Pablo Neruda, cuya muerte en 1973 es aún investigada por la justicia de su país, informó el martes la familia del escritor.

Los restos de Neruda, fallecido en una clínica de Santiago a pocos días del golpe de Estado, han sido objeto en los últimos cinco años de múltiples pericias que buscan determinar si el Premio Nobel de Literatura de 1971 murió a causa de un cáncer de próstata o fue asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet.

El panel reunirá en Santiago a mediados de octubre a expertos de Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, España y Chile y entregará sus conclusiones al juez Mario Carroza, encargado de la causa.

“Estamos llegando a una etapa de cierre desde el punto de vista del panel genético, de genética forense. Si ello, sumado al resto de la evidencia, al ministro (juez) le parece que compone una evidencia sustentable para hacer el cierre del caso, así será”, dijo Gloria Ramírez, una de las peritos forenses, en rueda de prensa con corresponsales extranjeros.

La versión del asesinato de Neruda tomó fuerza en 2011, cuando se conocieron declaraciones de su exchofer y asistente personal Manuel Araya, quien afirmó que el poeta se agravó después de que lo inyectaran   en el abdomen. La denuncia abrió una investigación que llevó a Carroza a ordenar en abril de 2013 la exhumación de su cuerpo.

“No me cabe dudas de que hubo intervención de terceros (en su muerte), porque el proceso me lo demuestra”, dijo Rodolfo Reyes Muñoz, abogado y sobrino del poeta.

Las primeras pericias, en noviembre de 2013, concluyeron que debido al paso de los años no se podía establecer la presencia de algún veneno en su cuerpo. Sin embargo, el magistrado decidió seguir adelante y ampliar los peritajes.

En una nueva exhumación en los restos del escritor se encontró un “estafilococo dorado”, que es una bacteria altamente infecciosa que puede ser letal. Pero aún no hay pruebas contundentes de que esta haya sido la causa de su muerte, el 23 de septiembre de 1973.

La versión del asesinato se nutre además por testimonios que afirman que el poeta estaba bien antes de ser inyectado en la clínica. De hecho, un avión proporcionado por el Gobierno mexicano lo esperaba para trasladarlo a ese país e iniciar desde allí la oposición al régimen de Pinochet, que dejó más de 3.200 muertos.

La primera exhumación del cuerpo de Pablo Neruda se realizó en 2013 en su casa-museo de Isla Negra, localidad situada a 100 kilómetros al oeste de Santiago, donde reposan los restos del Premio Nobel de Literatura junto a los de su tercera esposa, Matilde Urrutia. Sus tumbas se encuentran, mirando al océano Pacífico, en el jardín de la casa-museo, que anualmente recibe miles de visitas y que fue cerrada durante esa época.

En la inicial exhumación se instaló una carpa y se utilizaron trajes especiales ante la posible presencia de sustancias tóxicas. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense