Jueves, 22 Septiembre 2016 12:04 Cultura

"Hay lecturas que nos muestran cierta vocación de analfabetismo"

"Hay lecturas que nos muestran cierta vocación de analfabetismo"
Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo.

El Encuentro Internacional de Creadores y Críticos Literarios ‘Novela latinoamericana para el siglo XXI’ inició ayer en el Centro Cultural Benjamín Carrión. Esta tarde se abordará el papel de los editores y la prensa cultural.

Redacción Cultura

Anoche, buena parte del diálogo en la Casa Carrión trató sobre los lectores. El Coloquio ‘Los precursores olvidados y el canon novelístico’ marcó el inicio del encuentro literario que se inauguró antes de que empezara la Mesa 'La novela latinoamericana actual para sus novelistas'.

Los escritores Jorge Eduardo Benavides (Perú), Wilfrido Corral y Karina Marín (Ecuador) integraron el primer coloquio ante un auditorio casi lleno. El autor peruano planteó el doble dilema que uno tiene al entrar a una librería: comprar o no un libro que le llame la atención y, luego, leerlo o no. La valoración del texto suscita una nueva reflexión, según el peruano.

"Un libro se puede vender mucho, lo cual no significa que se lea mucho ni se califique de bueno", señaló el ensayista para explicar la posición que un lector puede tener ante el cánon, eso que el diccionario define como "catálogo de autores u obras de un género de la literatura o el pensamiento tenidos por modélicos".

La labor de los críticos, como Corral y Marín, sería  una suerte de guía en esta serie de elecciones previas a la apertura de un libro. "Mi juez está coludido con el gusto y ahí entra el trabbajo del crítico especializado", dijo Benavides.

Entre el público estaba sentado otro crítico literario, el mexicano Christopher Domínguez Michael, quien tomó la palabra para constatar una característica de la promoción de la literatura: "la lectura es un vicio que se adquiere en la infancia y que, generalmente, se pierde después" Para el también historiador esta problemática pertenece a las autoridades educativas, sobre todo, porque una política pública y los autores no pueden obligar a leer.

"La lectura siempre ha sido una actividad de las minorías", había dicho Benavides, quien también señaló que la lectura de best sellers, como Cincuenta Sombras de Gray (de E. L. James) no garantiza que después se acceda a otros títulos de mayor calidad, "como Mikhail Bulgakov, por poner un ejemplo". Ahí entraría el papel de los académicos, de los diálogos y las referencias sobre libros.

De paso, los ponentes explicaron que en esto consistiría la utilidad del cánon literario, uno que, para la región, abordaron Carlos Arcos (Ecuador), Carlos Franz y Alejandra Costamagna (Chile) al leer ensayos sobre su obra y la de otros autores contemporáneos.

A las 17:30 de hoy, el Coloquio 'Las editoriales y la prensa cultural frente a la novela latinoamericana' convocará a Domínguez Michael, Franz y Benavides.

'La novela latinoamericana: nuevos medios y prácticas' será el tema de la Mesa de las 19:15, en la que participarán: Costamagna, Leonardo Valencia y Sandra Araya (Ecuador).

El evento culmina mañana. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia