Martes, 11 Abril 2017 00:00 Cultura

David Orbea reconstruye lo mercantil en arte

La producción del artista con su interés por la abstracción geométrica conforma la muestra.
La producción del artista con su interés por la abstracción geométrica conforma la muestra. Foto: José Morán / El Telégrafo

El artista trabaja con objetos en serie para evidenciar una lógica de producción desde la abstracción geométrica.

Redacción Cultura

Sin necesidad de ser coleccionistas, las personas adquieren en su vida una serie de artículos que bien podrían considerarse obras de arte. David Orbea (Guayaquil, 1986) trabaja su producción audiovisual desde este terreno: señala todo aquello que se produce en serie y que sin ser alterado desde sus bases puede pasar de mercancía a arte.

En Benchmark, la muestra que presentará hasta este jueves 13 de abril en la galería urdesina DPM, Orbea recopila parte de su producción para mostrar lo difusa que es la línea entre arte y marketing. Utiliza imágenes mediáticas, objetos mercantiles o piezas que integran la cultura pop. Borra los rastros de sus nombres o utiliza los patrones que se repiten para transformarlos en piezas de abstracción geométrica.  

Esta intuición del artista está presente en obras como Hard Edge 101, una colección de abstracción geométrica en la que el autor se apropia de los libros de autoayuda del escritor estadounidense John C. Maxwell. Borra de ellos los títulos y repinta sus divisiones con los colores originales. El resultado es una serie de figuras de colores encapsuladas en cuadros de cristal.

En Sin Título (full color) el autor recurre a su afición por el cómic. Utiliza los elementos que se repiten en las portadas de los héroes de su generación para crear una serie con elementos reconocibles de los personajes de Marvel: piernas musculosas (si se trata de Superman o Spiderman) o delicadas (en el caso de la Mujer Maravilla) y capas. 

Orbea está por culminar su carrera en artes visuales, iniciada en lo que fue el Instituto Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE), pero también estudió publicidad.

Su experiencia le hizo notar que es en el terreno del arte donde puede hacer estos señalamientos sobre la relación que existe entre dos actividades que buscan distancia. “Estos vínculos pueden ser ficticios. Se dice que todo está hecho, por eso me centro en hacer el señalamiento, hablar de la fijación entre estas dos ramas, entre publicidad y el arte”. Para Orbea, el aparataje industrial no es azaroso, tiene una lógica que se vuelve evidente en su trabajo. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense