Viernes, 18 Noviembre 2016 09:56 Cultura

Antonio Correa presenta su primera novela, "Bajo la noche"

Antonio Correa presenta su primera novela, "Bajo la noche"
FOTO: Daniel Molineros / El Telégrafo
Redacción Cultura

El escritor colombiano Antonio Correa Losada, quien está radicado en Ecuador, presenta hoy, a las 19:00, en el auditorio 2 de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, la primera novela que escribió luego de forjar una sólida carrera como poeta, editor y gestor cultural.  Se trata de Bajo la noche, obra que fue publicada por la Campaña de Lectura Eugenio Espejo, y que la narra la historia.

La presentación estará a cargo del escritor Luis Borja Corral, quien nos cedió un fragmento de lo que leerá esta noche sobre esa obra que está escrita en tercera persona, y que narra los recuerdos Jairo Riascos, protagonista de la novela que se adentra en la memoria para entender el presente:

“A las cinco de la tarde arranca la liturgia de Jairo Riascos, su combate de íntimo rumor.  A las cinco de la tarde, como en el poema La cogida y la muerte, de García Lorca, el llanto por la muerte del torero Ignacio Sánchez Mejías; pero aquí no hay un muerto sino un hombre de pie tratando de recordar con el propósito de otorgarle un sentido a su vida. A las cinco de la tarde Jairo Riascos se sienta a descifrar el sentido de su relato íntimo, perdiendo el miedo, componiendo un camino hacia sí. A las cinco de la tarde Jairo Riascos se prepara un trago, abre un  libro de tapas negras y se entrega a una fruida y escrupulosa observación de lo que ocurre en su interior.

Lo impulsa el afán de comprender cómo ha llegado hasta un cráter apagado; comprender su vida antes del accidente para poder crear una vida después del accidente. Busca pliegues, rincones escondidos donde pueda albergarse una pista, una clave, una llave dorada que abra la gran puerta del significado. En ese camino Jairo Riascos divaga, se disuelve, es atacado por la melancolía, se divierte, lo atrapa la ira, es presa del desconcierto o la desorientación; pero también avanza, se mueve, recorre la distancia. A veces la confusión es demasiada e incluso el sentido de la búsqueda del sentido se pone en radical cuestión:

“Entonces, ante esta cinta ondulante que se fragmenta y vuelve a reconstruirse en otro punto, me pregunto: ¿Qué sentido tiene este saqueo de la memoria que revolotea como un torpe murciélago? Creo apaciguarme y aparecen las mujeres que alguna vez pasaron por mi vida y un aire fragante me sintoniza con las zonas fragantes de la cotidianidad. No hay duda de que ellas ensanchan el placer de vivir. También aparece la oscura aureola de la violencia sobre el afilado borde del deseo, un caballo solitario que, como la memoria, es imparable.”

Pero Jairo Riascos no se arredra. A las cinco de la tarde, con el cielo teñido de acero, Jairo Riascos abre su pecho a las fuerzas inconmensurables del deseo y la memoria; a la máquina del recuerdo, trepidante y fragmentaria que comienza a rodar”. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia