Aerosmith se despidió de Quito en plena forma

| 16 de Septiembre de 2017 - 01:00

Hay músicos a quienes el paso de los años les deja más anécdotas que arrugas. El estado de salud del cantante Steven Tyler es un mito, empuña el micrófono con ademanes de un quinceañero y las tesituras de su voz alcanzan para entonar temas de antaño con un tono desenfadado.

La banda de Boston, Estados Unidos, anunció su último show en la capital después de 4 agrupaciones jóvenes, que rozan los sonidos alternativos e incorporan toques pop a sus composiciones.

A las 17:00 del viernes, Da Pawn hizo su presentación ante 300 personas, cantidad inesperada para un escenario como el estadio Olímpico Atahualpa, donde se esperaba que lleguen 20 mil asistentes.

Pese a que la organización del evento había anunciado, a través de voceros, que el 80% de la taquilla fue vendida, la asistencia al show no sobrepasó las 10.000 personas hasta su conclusión, minutos antes de las 00:00 del sábado.

Los quiteños Anima Inside y los norteamericanos Walk the Moon e Incubus abrieron el telón para la banda de hard rock que mostró una especie de retrospectiva en video antes de interpretar temas clásicos como Loving in an elevator, Crying, Crazy, Sweet Emotion y hasta una versión de The Beatles, Come Together.

En uno de los interludios, del backstage salió una chica con un pastel de cumpleaños mientras Tyler arengaba a los asistentes para que le cantaran el “happy birthday...” al guitarrista Joe Perry, quien cumplió 67 años el pasado 10 de septiembre.

Un piano de cola apostado al final de una pasarela que saliá del proscenio sirvió para que Tyler tocara las teclas en Dream on, una de sus primeras composiciones en el grupo que ha cumplido 47 años de trayectoria. Un fragmento de Angel hizo emocionar a los asistentes, pero esa canción no se ejecutó al completo.

Walk this way puso la cereza a un pastel en que el frontman exhaló 16 piezas de toda su carrera, con movimientos que hacen ver que el hard rock es uno de los géneros más vitalistas de la historia y que los estelares fusionan con blues.

La gira que trajo al quinteto por segunda vez al país se llama Aero-vederci baby! y tiene sabor a despedida aunque Aerosmith aún complace a las mayorías como lo hacía hace 4 décadas. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: