Miércoles, 04 Octubre 2017 17:36 Sociedad

Mascotas recibieron bendición en Guayaquil

Mascotas recibieron bendición en Guayaquil
Foto: Gerónimo Altamirano / EL TELÉGRAFO
Redacción Guayaquil

Decenas de mascotas, en su mayoría perros, gatos, loros y hasta patos fueron bendecidos en una ceremonia religiosa celebrada este miércoles en la iglesia de San Francisco, en el centro de Guayaquil, como parte de las celebraciones del patrono de la comunidad franciscana.

Entre los asistentes a la misa campal estuvo Katty, Capo y Lulu, tres cachorros de la familia Marcillo Gómez, que vistió a los perros bulldog para que sean “bautizados cristianamente” por primera vez.

“Las mascotas son parte de nuestra familia. Cuando era chico mis padres no me dejaban tener perros ni gatos porque yo era muy enfermizo. Con el tiempo ya no me enfermé y ahora que tengo hijos, me gusta que ellos están apegados a los animales. Los tengo en mi casa y nadie se enferma. La gente ahora se preocupa más por las mascotas”, señaló Juan Carlos Marcillo, un ingeniero comercial que acudió con dos hijas, esposa y mascotas hasta la iglesia.

Cinthya Altamirano llevó a su perra chiguagua llamada Morena para que reciba la bendición cristiana. “El año pasado la traje al igual que este año y espero seguir haciéndolo siempre porque las mascotas también son mi familia. No tengo hijos y ella es como mi hija”, sostiene.

Marco, un gato siamés vestido de franciscano fue llevado por María de Cabezas, una ama de casa que vive en el centro de la ciudad y tiene una cafetería cerca de la zona bancaria. “Para mí es una alegría, porque hay tantos animalitos en la calle y ahora existen leyes que los protegen. Yo ahorita cargo a Marco, pero antes tenía cuatro gatos que adopté y que ahora viven con mis hijas. Son su adoración”.

Las historias sobre San Francisco y los animales incluyen su comunicación con ellos para expresar su unidad con la creación. Las historias más comunes incluyen su predicación a las aves y sus experiencias con los conejos, los peces y un lobo.

Fray Carlos Amendaño, de la iglesia San Francisco, quien ofició la misa, aseguró que según la tradición oral de la orden religiosa, es que cuando Francisco de Asís hablaba, hasta los animales se acercaba a “escucharlo”.

Curiosos en el lugar

“En mi casa hay un gato que se metió como hace tres años por el techo pero no se me ocurriría traerlo a misa. Hay gente que sí lo hace, pero en mi casa no. Creo que los religiosos deben acercarse más a las personas que son quienes más lo necesitan”, dijo Modesto Jarrín, un comerciante que se acercó a los exteriores de la plazoleta para presenciar el bautizo campal.

“Me quedé aquí porque es curioso. Por ahí vi un perro tuco con una camiseta de Barcelona”, agregó. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Jueves, 05 Octubre 2017 11:08

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET