Las mujeres trans esperan políticas de Estado igualitarias e inclusivas

- 09 de Septiembre de 2017 - 00:00
Representantes trans del Cono Sur y de la región andina asistieron al taller que se cumple en Quito.
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Argentina, Bolivia y Uruguay destacan avances en defensa de derechos de la población minoritaria con la aprobación de la Ley de Identidad de Género.

Representantes de la Red Latinoamericana y del Caribe de Mujeres Trans (Redlactrans) desarrollan desde ayer un taller subregional de incidencia política para pedir a los Estados que tengan mayor participación en temas sensibles para este colectivo, como educación, salud y trabajo.

“Lastimosamente el campo laboral para nosotras está enfocado al trabajo sexual, que lo ejerce el 99% de mujeres trans. Por eso considero que es necesario que se armen programas de inclusión desde el Estado, tanto en educación como en ocupación”, expresó Marcela Romero, presidenta de Redlactrans.

La representante argentina reconoció que su país ha incentivado legislaciones a favor de su colectivo, como la Ley de identidad de género, que es el primer paso para un efectivo reconocimiento de los derechos ciudadanos.

Pero aclaró que eso no ha sido suficiente porque aún siguen muriendo sus compañeras y la expectativa de vida no pasa de los 40 años, porque no hay una atención efectiva e integral de salud, que hasta el momento está enfocada en pruebas de VIH.

“Consideramos que hay una deuda pendiente de los países en legislación, porque el sistema judicial está lleno de prejuicios que mantienen aún estereotipos que nos condenan, sin pensar que somos seres humanos”.

Reiteró  que es necesario hacerlo en toda la región para saber -mediante un censo- cuántas tienen esta condición.

Los progresos

La uruguaya Gloria Alvez contó que en su nación las trabajadoras sexuales acceden a jubilaciones y que actualmente se impulsa la ley de reparación para la población trans nacida antes de 1975. “Se trata de una reparación histórica a quienes sufrieron en dicha época el acoso de las fuerzas policiales y militares por el simple hecho de tener una identidad de género disidente”.

Bolivia es otra de las naciones que cuenta con matrimonio trans y, además, aprobó la Ley de identidad de género, avalada el año pasado y que permite a las personas trans cambiar su nombre, sexo e imagen en toda documentación pública y privada vinculada a su identidad. 

“Esto permite ejercer de forma plena el derecho a la identidad de género”. Rayza Torrian, expresó que ellas no pueden seguir solo en las esquinas, sino que deben cruzar la vereda hacia una preparación académica seria.

De su lado, Daniela Maldonado, representante colombiana, contó  que elabora manuales de salud específicos para personas trans.

“Por primera vez tendremos guías para una atención de calidad e integral que no hemos tenido durante toda la vida”.

Al respecto, Rachell Erazo, presidenta de la organización trans Alfil de Ecuador, trabaja varios años en temas de sensibilización con funcionarios de instituciones públicas, como la Función Judicial y el Ministerio de Salud. “Se han dado avances, pero aún falta mucho por hacer para lograr una igualdad de oportunidades en todos los campos”.

Para la chilena Andrea del Pilar,  la cultura latina está cambiando porque los jóvenes aceptan la diversidad sexual.

Sin embargo, el problema está en quienes pasan de los 30 años y sobre todo en la religión que no acepta las diferencias. (I)

Últimas noticias