Miércoles, 02 Noviembre 2016 15:41 Sociedad

Las mascotas también tienen su cementerio

Las mascotas también tienen su cementerio
Foto: Cortesía
Redacción Web

El fallecimiento de Keiko, una perra raza pitbull, de 10 años, fue la motivación para que sus dueños crearan el primer cementerio de mascotas en Guayaquil.

Los esposos veterinarios Yesenia Fernández Medina y Edison Burgos Castro pasaron una odisea, porque no tenían un lugar donde enterrar a Keiko, pues no deseaban arrojarla a la basura por considerarla un miembro más de la familia.

Fue ahí que nació la idea de proporcionar a otras personas la posibilidad de dar una cristiana sepultura a sus animalitos fallecidos.

La pareja le puso por nombre al cementerio "Campo Feliz". Se trata de un terreno de 10 hectáreas, ubicado en el kilómetro 16 vía a Daule. Fue en diciembre de 2012 que abrió sus puertas al público.

Durante estos casi cuatro años ya hay 100 animales enterrados en lotes de césped.

Roberth Yagual, asesor del camposanto, indicó que ofrecen el servicio de acudir hasta el domicilio a retirar el cuerpo de la mascota. "El cliente nos llama y nosotros le preguntamos si desean sepultarlo o cremarlo. Los costos fluctúan entre los 70 y 700 dólares".

Hoy, que se conmemora el Día de los Difuntos, este sitio rodeado de la naturaleza también es visitado por aquellos que no olvidan a "los peludos" que por varios años alegraron sus vidas. según Yagual, los fines de semana también es muy concurrido por las familias.

"Se está creando una costumbre de respeto hacia los animales, porque antes morían y por no existir un cementerio los tenían que botar en fundas de basura", enfatizó Yagual, quien es el encargado de disipar cualquier duda a los usuarios referente a la atención que brindan en Campo Feliz. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Miércoles, 02 Noviembre 2016 16:25

Banner

Últimas noticias

Banner

¿Cómo se elige al presidente de EE.UU.?

Google Adsense