Espinosa garantiza medicinas en hospital

| 02 de Septiembre de 2017 - 00:00
Las bodegas del Hospital Teodoro Maldonado Carbo fueron visitadas ayer por el presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa.
FOTO: Foto: Lylibeth Coloma / El Telégrafo

El presidente del Consejo Directivo recorrió ayer las farmacias y bodegas del Teodoro Maldonado Carbo, en Guayaquil, donde hay casi $ 90’000.000 entre medicamentos y suministros.

El presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Richard Espinosa, recorrió ayer las farmacias y bodegas del Hospital Teodoro Maldonado Carbo (TMC) para demostrar que están abastecidas de medicamentos.

La visita forma parte de una inspección permanente que el funcionario realiza por los sanatorios del IESS para reconfirmar y constatar que estén debidamente aprovisionados, por las versiones en las redes sociales de una supuesta falta de  insumos.

Espinosa afirmó que en las bodegas del TMC hay $ 54’000.000 en medicinas y $ 33’000.000 en suministros. “Esto no se compra de la noche a la mañana, para eso existen procesos administrativos que se deben cumplir (...) Las bodegas  están repletas, siéntanse en la libertad de abrir cualquiera de estas cajas”, expresó a su salida de esa área y pidió a los afiliados denunciar situaciones en las que se les niegue el acceso.

“Tenemos 100% de abastecimiento de lo que se denomina el cuadro básico de medicamentos, que hoy por hoy (2017) cuenta con 787 tipos. Recordemos que antes solo eran 30, en 2006. Ahora tenemos una amplia cobertura”.

Comentó que el cuadro básico incluye medicamentos para enfermedades catastróficas, cáncer, raras o huérfanas. Entre ellas, el funcionario mencionó, leucemia, cáncer de mamas, hemofilia, enfermedad de Fabry y enfermedades autoinmunes, como el linfoma.

“Tenemos medicamentos que están fuera del cuadro básico, por más caros que sean, nosotros los tenemos”.

Agregó que la institución también tiene medicamentos que están fuera del cuadro básico, pero pasan por un procedimiento conformado por más de 15 instituciones, entre públicas y privadas, donde personas de alto nivel deciden qué es lo eficaz o no para los pacientes.

Rechazó la posibilidad de que haya alguna empresa farmacéutica que le interese probar en Ecuador medicamentos para luego suministrarlos en otro país. “No somos ratones de laboratorio”, enfatizó.

La entidad pidió a la comunidad “no dejarse confundir por ciertas farmacéuticas que lo único que buscan es ganar grandes cantidades de dinero generando falsas expectativas en los pacientes”.

Espinosa se quejó de una empresa que, a través de una medida judicial, obtuvo de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) el respectivo registro sanitario.

Destacó que el IESS tiene la responsabilidad de atender bien a sus pacientes y de suministrarles los medicamentos que necesiten, mientras que estos tienen el deber de ir a la cita para que el personal médico verifique su estado y le entregue la medicina, dependiendo de la situación de cada paciente. “El IESS no es un simple despachador de medicinas”, sentenció.

Espinosa agregó que el hospital  realizó 382 trasplantes (renal, córnea y hepático), y que ya tiene la acreditación para hacer los de corazón y pulmones. Mientras que, tramita la certificación para también ejecutar los de médula. (I)