Bachelet impulsa proyecto de matrimonio igualitario

- 28 de Agosto de 2017 - 09:42
Activistas celebran los cambios efectuados sobre el aborto y la nueva propuesta del matrimonio igualitario.
Foto: AFP

La presidenta chilena Michelle Bachelet dio un paso más en su ambicioso plan de reformas sociales al enviar al Congreso el proyecto de ley de matrimonio igualitario que contempla la adopción de menores por parte de parejas homosexuales.

La iniciativa prevé reformular la definición de matrimonio actual -establecido entre un hombre y una mujer- para establecer que se trata de una ‘unión entre dos personas’, expresó la mandataria socialista al firmar el documento en medio de la algarabía de organizaciones sociales que acompañaron el acto.

“No puede ser que los prejuicios antiguos sean más fuertes que el amor, por eso y tal como lo comprometí, hoy Chile da un paso histórico al firmar el proyecto de ley de matrimonio igualitario”.

La presidenta, que entregará el poder en marzo de 2018, recordó que en abril de 2015 Chile dio un “paso enorme” al aprobar el Acuerdo de Unión Civil -celebrado hasta ahora por 13.500 parejas, de ellas 3.082 homosexuales- considerado la antesala a la ‘igualdad’ que se conquistará con el proyecto que despachó este lunes.

Una familia es ‘más que nombres’ e incluye la posibilidad de que el vínculo traspase generaciones, por eso el nuevo proyecto contempla ‘que un niño podrá ser adoptado indistintamente por un matrimonio heterosexual u homosexual por el solo hecho de ser cónyuges sin necesidad de modificar la ley de adopciones’.

Asimismo se elimina la conducta homosexual como causal de divorcio y se quita el requisito de referencia de sexo para validar en Chile un matrimonio consagrado afuera.

Con el envío del proyecto al Congreso, de mayoría oficialista, se inicia un extenso proceso que se espera concluya durante el próximo gobierno.

“Confío que el Congreso estará a la altura de este debate (...), que sabrá reconocer lo que Chile espera de sus autoridades: la capacidad de extender el alcance de los derechos a todas las personas”, concluyó Bachelet, que en las últimas semanas aceleró sus reformas sociales.

La semana pasada, la Jefa de Estado celebró que el Tribunal Constitucional (TC) diera luz verde al proyecto del aborto terapéutico, impulsado por la mandataria y aprobado por el Legislativo tras dos años y medio de trámite.

Desterrar la homofobia

El proyecto fue recibido con emoción y esperanza por activistas de los derechos homosexuales que celebraron el posible fin de una ley de matrimonio que ellos consideran homofóbica y discriminatoria.

“Estamos en presencia de un hecho histórico y para resaltarlo es preciso decir las cosas por su nombre: en Chile la actual ley de matrimonio es homofóbica y viola los derechos humanos de las parejas y familias homoparentales”, indicó Rolando Jiménez, dirigente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, que impulsó la iniciativa que hoy firmó Bachelet.

El Movilh recordó que el proyecto se enmarca en el compromiso asumido por Chile ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH), tras una demanda presentada por los activistas años atrás en la que denunciaban la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Es para terminar con estas injusticias, reconocidas por el Estado en el acuerdo que selló con nosotros, que hoy se firma un proyecto de ley que otorgará a las parejas de igual y distinto sexo los mismos derechos, sin excepciones”, agregó Rolando Jiménez.

En Sudamérica, el matrimonio entre personas del mismo sexo está legalizado en Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay.

Si Chile concreta su legalización completaría un periodo de grandes reformas sociales -que incluyen la aprobación del aborto terapéutico, fomentadas por Bachelet- luego de años marcados por la permanencia de políticas conservadoras adoptadas por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que, entre otros derechos, impidieron el divorcio hasta el año 2004. (I)

Datos

Los candidatos presidenciales de la Nueva Mayoría y del Frente Amplio mostraron respaldo a la propuesta del matrimonio igualitario.

La gobernante explicó que la iniciativa propone varios cambios en la legislación actual, siendo la modificación del concepto de matrimonio en el artículo 102 del Código Civil, sustituyendo la parte que señala que dicha institución se realiza entre un hombre y una mujer, abriéndolo a una ‘unión entre dos personas’.

Michelle Bachelet expresó que confía en que el Congreso estará a la altura de este debate, que complementará y enriquecerá la discusión y el proyecto. “Sabrán reconocer lo que Chile espera de sus autoridades, la capacidad de extender la capacidad de los derechos a todas las personas”. (I)