Martes, 04 Octubre 2016 16:28 Sociedad

Alumno vende jugo para ayudar al 'Mariuxi'

Estudiantes del María Auxiliadora, a pesar de que están de vacaciones, asistieron al campus para respaldar las iniciativas que evitarían su cierre.
Estudiantes del María Auxiliadora, a pesar de que están de vacaciones, asistieron al campus para respaldar las iniciativas que evitarían su cierre. Foto: José Morán / El Telégrafo

Los representantes de los estudiantes se reunieron ayer con las autoridades para plantear medidas que eviten el cierre de la institución de 105 años. El plan incluye alianzas comerciales y publicidad.

Redaccion Sociedad

Padres de familia y autoridades de la Unidad Educativa María Auxiliadora se reunieron ayer en privado.

A las 09:30, alrededor de 50 representantes de estudiantes se congregaron para presentar un plan que ayude económicamente a la institución guayaquileña y capte más  alumnos.

Isabel Jurado, quien lidera el grupo de padres de familia de décimo año, manifestó que el deseo en común es que no cierren el plantel, pues ofrece una buena educación. “El problema del colegio ha sido a nivel administrativo, le ha faltado publicidad, queremos salvarlo, solo necesita promoción”.

Ella espera que se concreten las alianzas, la campaña de publicidad y la búsqueda de inversores.

Moisés Moreno, delegado de los padres de familia de cuarto año, indicó que el sábado conformaron un comité, ya que oficialmente no se había elegido este año.

Ellos sugirieron, para la reactivación económica, alquilar las canchas los fines de semana y los salones grandes (usados para misas). Además, consideraron importante construir en la vía un retorno (giro en U) más cercano, a la altura del colegio (km 19,5 vía a la Costa).

Según Moreno, la cartera vencida de padres de familia que adeudan valores desde el año pasado también es un problema para la institución. “Nuestro plan es seguir en la lucha y esperamos que nos den la posibilidad de ayudar, por las niñas y los niños que estudian”.

Desde el viernes pasado, cuando  la comunidad salesiana anunció que la unidad funcionará hasta que termine este período lectivo, los padres y exalumnos respaldan al plantel, de 105 años de trayectoria, para que no deje de funcionar.

En las redes sociales y en la página oficial de Facebook del establecimiento educativo se comparten a diario mensajes de apoyo.

Una de las publicaciones muestra la historia de Ángel, un estudiante de séptimo año que inspira a no rendirse. El mensaje señala que el menor de edad vendió jugo de naranja a $ 0,25 y $ 0,50, afuera de la casa de sus abuelos (sur de Guayaquil), ‘para salvar’ a su colegio. Recaudó $5,25 en su primer día.

Karoline Acuña, de primer año de bachillerato, recordó que lloraron el día en que ella y sus compañeros recibieron la noticia.

La adolescente sostuvo que su anhelo es graduarse en este colegio salesiano, como lo hizo su madre.

Ayer las estudiantes y un grupo de representantes entregaron volantes con un mensaje que invita a conocer la Unidad Educativa María Auxiliadora.

Para Luis Alberto Cabay, quien trabaja como fotógrafo en la institución más de 40 años, la decisión de cerrar es apresurada porque considera que el establecimiento tiene una infraestructura con proyecciones muy grandes. “Es uno de los colegios emblemáticos. La comunidad salesiana debe pensarlo y creo que habrá solución”.

Cerca del mediodía la reunión terminó con la recolección de las ideas que llevaron cada uno de los padres. Según Moreno, deben constar en un solo documento para que las autoridades lo remitan a los superiores en Quito y obtener sus respuestas. (I)

ENLACE CORTO