Martes, 18 Octubre 2016 00:00 Punto de vista

Punto de vista

Propuestas distantes a la historia

Claudio Campos, entrenador de fútbol

Si revisamos minuciosamente todas las características que ha tenido el fútbol inglés a lo largo del tiempo, nos encontraremos con un abanico interminable de grandes demostraciones de un juego del que pueden jactarse ser los inventores, y desde allí pregonar formas e ideas que se aferraron y denotan no solo el sentir de sus integrantes sino también la necesidad de un público crítico, especializado, exigente y que nunca tomó el carácter de ser un simple espectador, diferencia abismal en palabras que pueden sonar similares en su significado pero en el concepto no lo son. La practicidad sin lugar a dudas es la primera cualidad que exigen los entrenadores a los niños cuando comienzan a corretear detrás del balón, porque no encuentro otro momento de la formación integral del jugador nacido en aquellas tierras para adquirir esta peculiaridad, ya que comprenden claramente que el esférico es el protagonista del juego y que debe rodar lo más rápido posible y mantener a todos atentos en sus recorridos. Difícil hallar un futbolista inglés que realice grandes slaloms o fintas, y no porque quizás no tenga las condiciones, sino porque la naturaleza de su accionar le enseñó otras formas no tan aparatosas como solicitamos a los talentosos en nuestro continente. Jugar a dos toques y siempre encontrar apoyo en un compañero, muchas transiciones rápidas y finalizaciones sin tanta decoración han hecho inconfundible y extremadamente atractivo a las diversas competiciones que se realizan en el Reino Unido. No es casualidad que la mayoría de jugadores deseen tener la oportunidad de ser parte de estas competiciones por el calor que se siente en todos los escenarios y por ese respeto peculiar a las formas ya adquiridas que hacen que cualquiera pueda ganarle al prójimo más allá del poderío de turno que normalmente demuestran los clubes más caudalosos. Curiosamente debemos hacer un alto en el análisis de lo que nos ha brindado durante décadas este país y puntualizar que la realidad es seguramente dolorosa para los románticos y patriotas que deben sentir preocupación y nostalgia al ver que muy pocos entrenadores locales comandan equipos en la Premier League y también que contados elementos se destacan como figuras en sus equipos tapados la gran mayoría por extranjeros nacionalizados que en los últimos años se adueñaron de sus lugares. Para ingresar en otro aspecto no menor podemos resaltar que la invasión también llegó al núcleo de un concepto no solo futbolístico sino también de vida, de sentir, siendo quizás histórico e irreversible porque las nuevas generaciones pueden llegar aceptar otras valoraciones que en el pasado eran impensadas. Cuando me refiero a esto quiero hacer entender que ese criterio de intentar ser dinámicos, muy agresivos en la marca, pregonar abrir la cancha para culminar en centros perfectos para que el punta de turno culmine todas las acciones, hoy se ve lejano y rodeado por la tendencia de cuidar el balón, administrarlo y respetar ideales muy profundos de otras culturas que tienen otras concepciones y maneras de sentir. Para ingresar en esta aseveración voy a poner ejemplos muy claros y desde ahí quiero sostener la idea, para abrir el debate. Arsene Wenger, el francés que dirige al Arsenal, era tildado de loco porque solicitaba tener mucho tiempo la pelota y tejer jugadas hasta encontrar el hueco ideal, pero los años fueron dándole la razón dejando en las retinas de todos planteles memorables que generaron brillo como los que hoy intentan plasmar Guardiola o Pochettino que viven distantes a la historia y de una idiosincrasia futbolística que todavía no da su veredicto final de si acepta y adopta el gran cambio, pero que ya dio el primer paso permitiendo que otros pensamientos muy lejanos a los propios y del gusto histórico sean parte del show. La pregunta es, ¿podrán estos revolucionarios implementar su idea y convencer a un público riguroso por sobre la concepción tradicional? (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Google Adsense

Google Adsense