Sábado, 26 Agosto 2017 00:00 Punto de vista

Punto de vista

Gestión de cadenas de suministro en el aprovechamiento de biomasa

Boris German, ingeniero Químico y analista Técnico del Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables (INER)

El desarrollo de fuentes de energía renovables surge para mejorar el sistema energético mundial que está basado en las limitadas fuentes fósiles. Es así que se ha identificado a la biomasa (materia orgánica energéticamente aprovechable) como un recurso renovable importante que posee energía necesaria para aportar a la sustitución del petróleo y sus derivados. Sin embargo, para que se cumpla con este propósito es indispensable ampliar y mejorar los métodos de aprovechamiento junto con los sistemas de cadenas de suministro.

Los sistemas de cadenas de suministro son el conjunto de medios y métodos que permiten implementar y controlar con eficiencia los materiales y los productos desde el punto de origen hasta el punto de consumo. Su objetivo es la integración de los procesos para la obtención de beneficios ambientales, sociales y económicos.

Al existir una gran fuente para el aprovechamiento de biomasa, la sostenibilidad de la cadena de suministro presenta decisiones y puntos de análisis con interrogantes como: la biomasa a seleccionar, cuánto y de dónde tomarla, qué tecnología de producción instalar, dónde localizar los centros de aprovechamiento, con qué capacidad y a qué mercado satisfacer, favoreciendo la relación costo beneficio.

Sin embargo, los principales desafíos de la cadena de suministro se encuentran en las etapas de producción, recolección, pretratamiento (secado), almacenamiento, transporte y punto de venta, debido a que es común que en cada proceso se tomen decisiones independientes y no en función de los objetivos globales y por la falta de coordinación y cooperación este tipo de cadenas de suministro se vuelven complejas.

Las mejoras realizadas en la gestión de la cadena de suministros han modificado la concepción del aprovechamiento de la biomasa, con el objetivo de generar ahorros en todas las etapas del proceso. Es así que ahora se evalúa el origen del recurso (limpieza de bosques, recolección de residuos o generación por cultivos energéticos), los modos de recolección y almacenamiento (manual o mecanizado), las características de los puntos de almacenamiento o acopio (un solo producto o varios productos) y finalmente la implementación de sistemas de transporte eficientes. De este modo se incrementan las expectativas económicas en todos los eslabones que conforman la cadena de suministro.

Es importante destacar que el aprovechamiento energético de la biomasa y la implementación de los sistemas de cadenas de suministro juegan un papel protagónico en la reactivación económica y social, principalmente de las zonas rurales, mediante la generación de empleo y recuperación de suelos.

Desde esta perspectiva se debe considerar que la transición energética que apunta al reemplazo de fuentes de origen fósil no debe centrarse solo en la generación, sino que es necesario fortalecer los procesos complementarios, principalmente los mecanismos de aprovechamiento y los sistemas de carácter logístico. (O)

 

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Google Adsense

Google Adsense