Miércoles, 23 Noviembre 2016 00:00 Punto de vista

Punto de vista

El derecho de asociación

Ab. Jimmy Salazar Gaspar, presidente del Colegio de Abogados del Guayas

Estimados amigos, cada semana me dirijo a ustedes por medio de este espacio, con temas de interés común que despejan dudas y esclarecen conocimientos sobre nuestros derechos en el desarrollo de diarias y cotidianas actividades. Esta ocasión no es la excepción, ya que a pesar de no ser siempre aplicado y respetado, los ciudadanos tenemos por mandato constitucional el derecho de asociarnos de forma libre y voluntaria en la búsqueda del respeto de nuestros derechos.

La libre asociación permite a los ciudadanos integrarse bajo una misma administración y representación, con el fin de sumar esfuerzos y voluntades en la búsqueda de ser escuchados, de ser atendidos, de ser respetados.

No es un eslogan de campaña cuando decimos que la unión hace la fuerza, es que, en definitiva, muestra un mayor y mejor nivel de jerarquía la presentación de una sola reclamación o petición colectiva, que cien reclamaciones o peticiones individuales, las que de un modo u otro terminan diluyéndose en el tiempo sin que en muchos casos se logren los propósitos para las cuales fueron formuladas.

En el caso de los gremios ocurre exactamente lo mismo. Todos aquellos gremios que se ven divididos como producto de la desorganización o falta de interés de sus agremiados o representantes, tienden a desaparecer en circunstancias que no se cumple el rol social y de bienestar común para el cual fueron conformados. Cito como un ejemplo claro el caso de nuestro querido Colegio de Abogados del Guayas, ente de gran jerarquía local y nacional que hasta antes de 2013 estuvo completamente invisibilizado, como consecuencia de erradas decisiones y falta de interés de los administradores de esa época. No es necesario mencionarlos, nuestro gremio los tiene perfectamente identificados.

Analizando las penas y el olvido vivido en dicho período negativo para la vida de una institución tan querida y respetada, se presenta como la otra cara de la moneda una administración con visión, esforzada, valiente y trabajadora, que comprometida con el rescate y cumplimiento del rol social identificado en el objeto de su constitución, busca representar con dignidad y con altura a más de 16.000 abogados de esta provincia.

Analizar la historia de nuestro gremio a lo largo de sus más de sesenta y seis años de vida institucional es analizar interminables batallas jurídicas y administrativas por la defensa de los profesionales del derecho. A lo largo de estas luchas hemos sido expulsados, embodegados y olvidados por administraciones mezquinas que, lejos de trabajar para representar a su colectividad, utilizaron nuestro nombre para el beneficio personal de algunos, esto, rescatando ciertas administraciones que sí aportaron y sumaron en la construcción de nuestra identidad y respeto profesional.

Hoy, cuando hemos alcanzado una nueva meta e inaugurado formal y oficialmente nuestra sede ejecutiva y definitiva, se siente a flor de piel el orgullo de ser abogado, con un directivo comprometido en defender a su gremio, en sacarlo adelante y posicionarlo en el lugar en que siempre debió estar, como uno de los gremios más importantes de la provincia y del país.

Este es el fin del derecho de asociación, el de unir esfuerzos y voluntades en la búsqueda conjunta del progreso y de mejores días para nuestros representados. No permitiremos que este derecho sea mancillado con intereses mezquinos en perjuicio de los profesionales del derecho y por ende de la ciudadanía.

¡Juntos somos invencibles! (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense