Miércoles, 05 Octubre 2016 00:00 Punto de vista

Punto de vista

Cambio Climático: acercamiento a sus efectos en Ecuador

Ingeniera Química y analista Técnica del Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables (INER)

Según la Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés), el 2015 alcanzó un nuevo récord en emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) e incremento global de las temperaturas. En 2014, ya se alcanzaron marcas históricas y se dispararon las alarmas sobre los efectos del cambio climático, todo apunta a que en 2016 se registrarán máximos preocupantes, ya que el primer semestre del año ha sido el más cálido en décadas.

La principal causa para el aumento de la temperatura global son las emisiones de GEI generadas por actividades humanas (antropogénicas), que han incrementado desde la Revolución Industrial, como resultado del crecimiento económico y demográfico. Aproximadamente la mitad de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) antropogénicas acumuladas entre 1750 y 2011 se han producido en los últimos 40 años, debido a la dependencia casi total de un modelo energético basado en el carbón, gas y petróleo.

La quema de estos combustibles fósiles ha generado grandes aumentos en las concentraciones de CO2, metano y óxido nitroso en la atmósfera. Según el informe del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) entre 1750 y 2011 las emisiones antropógenas acumuladas de CO2 fueron de 2.040 GtCO2, alrededor del 40% de estas emisiones han permanecido en la atmósfera y el resto fueron removidas y almacenadas en la tierra (plantas y suelos) y en los océanos.

Estas emisiones de gases, acumuladas en la atmósfera, retienen el calor emitido por la Tierra, que proviene de la radiación solar natural, pero cuando rebota sobre la superficie terrestre queda atrapado por la barrera de gases. Cuando estos gases permanecen entre el suelo y la atmósfera, sin poder ser liberados al espacio, el efecto generado es similar al de un invernadero, provocando el calentamiento global.

Como consecuencia del cambio climático, se han observado impactos en los ecosistemas hídricos y terrestres en todas las regiones y continentes, además de fenómenos extremos como olas de calor, sequías, inundaciones, ciclones, cambios en las corrientes oceánicas, aumento en el nivel del mar, tormentas fuertes de mayor duración y desaparición de ecosistemas. En Ecuador se evidencia en inundaciones costeras, erosión de playas, disminución de la biodiversidad en los páramos andinos, retroceso de glaciares, reducción de la productividad agrícola y el suministro de agua.

En febrero de 2015 el Ministerio del Ambiente realizó visitas técnicas para evidenciar los efectos del cambio climático en la Laguna de Cuyabeno y el retroceso del glaciar del Chimborazo. Durante estas visitas se constató la relación directa entre el bajo caudal de esta laguna amazónica y el estado del glaciar andino. Una de la causas de este fenómeno es la deforestación, que altera el ciclo hidrológico, repercutiendo a su vez en los caudales de las fuentes de agua aledañas. El cambio climático afecta directamente el caudal ecológico produciendo una disminución del 10%, lo que significa la reducción de la biodiversidad en estos sitios.

Además, se verificó el retroceso del glaciar del Chimborazo que ha disminuido en un 58,9% entre 1962 y 2010. Durante noviembre y diciembre se registraron deslizamientos inusuales de masas de hielo y material pétreo atribuidos al aumento de la temperatura en la zona, fenómeno que afectó las vías de conexión entre comunidades, sistemas de agua potable y pastizales.

Actualmente, las emisiones de GEI presentan una marcada tendencia al aumento, según datos del Balance Energético Nacional del Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos 2015 (año base 2014) en Ecuador la actividad con mayor incidencia sobre las emisiones de GEI es el transporte con 17.995 ktCO2 equivalentes, la sumatoria de todas las actividades que generan emisiones registró un total de 45.805 ktCO2 equivalentes en 2014.

En el país, el Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables (INER) a través de su línea de investigación de prospectiva y balance energético, está desarrollando investigaciones con el fin de proponer escenarios de eficiencia energética y sustitución de fuentes como insumos para la generación de políticas encaminadas a enfrentar el cambio climático, a través de la adaptación para reducir la vulnerabilidad social, económica y ambiental; y de la mitigación que busca incrementar los esfuerzos para la reducción de emisiones de GEI.

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Martes, 04 Octubre 2016 17:30

Google Adsense

Google Adsense