Viernes, 16 Diciembre 2016 00:00 Tele Mix

Papa Roach viene con nuevo disco aún sin título

La banda, de izquierda a derecha: Jerry Horton (guitarrista), Tony Palermo (batería), Jacoby Shaddix (cantante) y Tobin Esperance (bajo).
La banda, de izquierda a derecha: Jerry Horton (guitarrista), Tony Palermo (batería), Jacoby Shaddix (cantante) y Tobin Esperance (bajo). Foto: internet

La agrupación californiana se presentará este domingo en el Teleférico de Quito, como parte de su gira sudamericana.

Redacción Telemix

Aunque la banda estadounidense Papa Roach, de metal alternativo, intimida al público con su imagen de rockeros agresivos (peinados excéntricos, ropa oscura y tatuajes), sorprende que califiquen como ‘escalofriante’ a la evolución de la industria musical de su país. Es que su sonido ha sufrido cambios drásticos en todo este tiempo, pues debutaron con rap metal, luego nu metal y ahora con hard rock puro, pero es  con la ayuda de muchas personas en su entorno que han aprendido a “surfear en el negocio”.    

Así lo manifestó Jerry Horton, compositor y guitarrista de la banda, en entrevista vía correo electrónico, para explicar la importancia del tour en Sudamérica, que iniciaron el 6 de diciembre en Bogotá, Colombia, y que los traerá por primera vez a Ecuador a un concierto en Quito el próximo domingo 18 de diciembre, a las 19:00, en el Teleférico. La banda también la integran: Jacoby Shaddix (cantante), Tobin Esperance (bajo), y Tony Palermo (batería).

Las etapas del cuarteto han sido diversas. “Nuestra evolución ha ido desde el rap rock, el sonido experimental, lo rítmico, la influencia del rock clásico y ahora el metal, es un ‘todo Papa Roach’”, dijo Horton. Si bien la banda se formó y debutó en 1993 en California, es en el año 2000 que se dio a conocer a nivel mundial con su segundo álbum, Infest, en el sonido de nu metal, producción que recibió tres veces disco de platino. De esta placa se desprende el sencillo ‘Last Resort’, al que Horton definió como una ‘bendición y maldición’ a la vez. “Es una canción por la que todos nos conocen, la gente se emociona mucho al escucharla en los shows, y sí, es una bendición, porque no ha envejecido todavía”.   

Para la agrupación californiana es una ‘segunda oportunidad’ este tour en la región sudamericana, pues la gira anterior que estaba planificada en 2013 fue cancelada por motivos de fuerza mayor.  

“No habíamos hecho antes una gira completa en Latinoamérica. La mayoría de veces, la logística nos impidió pactar fechas, en otras ocasiones era muy costoso viajar en la manera en que queríamos presentarnos. Estamos emocionados de ir a Ecuador y le agradecemos a nuestros fans por ser pacientes”, respondió el músico.  

La banda, que ha vendido más de 24 millones de discos en el mundo, anunció que está próxima a presentar su décimo álbum de estudio, que no tiene nombre por el momento, pero estará listo el primer trimestre de 2017. “Aún no lo decidimos, estamos en la batalla por definir un título”.    

“De lo que sí estamos seguros -afirmó el guitarrista- es que este disco es del que estamos más orgullosos, en el concierto incluiremos temas de la mayoría de nuestros álbumes y presentaremos el tema ‘Crooked Teeth’ como primicia”.

Horton explicó que los fanáticos pueden hacer pre-reservas del disco, a través del portal, pledgemusic.com/projects/paparoach en la que pueden acceder a exclusivas actualizaciones del álbum, así como experiencias con la banda. Confiesan que conocen poco de Ecuador, porque la cobertura noticiosa sobre el país en Estados Unidos es poca. Pero sí desean experimentar la cultura y la gastronomía locales.  

La agrupación también se ha dado el tiempo para impulsar campañas sociales en contra del hambre en el mundo. En 2010, durante su disco en vivo Time for Annihilation,  se escucha la voz del cantante Jacoby en un mensaje oculto para apoyar esa iniciativa con donaciones. “Estamos pensando en hacer otra, ahora nos gustaría coordinar con los refugios y conseguir directamente la comida para la gente”.

El músico se despidió animando a que los seguidores estén listos para “saltar, cantar, y bailar”. “Deseamos que se diviertan tanto como nosotros”.  

El nombre de la banda surgió por el  abuelo del líder y fundador de la banda, Jacoby Shaddix. El hombre se llamaba Howard Roatch y le decían ‘Papa Roach’. Uno de sus temas más conocidos ‘Roses in my grave’, del disco Paramour Sessions (2006), es un tributo a su memoria.

Diego Eivar, jefe de prensa de CK Concerts, confirmó que la banda tiene previsto llegar el mismo día del show (18 de diciembre) y viene con 20 personas del staff técnico. También que la agrupación incluyó en su agenda efectuar sesiones de fotografía en El Panecillo y en el Teleférico, lugar de su concierto,  donde  se presentará con un aforo previsto para 2.000 asistentes. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner

 

Últimas noticias

Últimas noticias