Mall del Sol y San Marino no responderán a Albán Borja

- 27 de septiembre de 2017 - 00:00

Una broma sobre los pasillos laberínticos del centro comercial de Guayaquil desató la polémica en redes sociales.

“Tuve que encender un cigarrillo en el Albán Borja para que me bote a la calle el de seguridad porque no sabía cómo .... salir”, escribió el pasado 19 de septiembre el usuario @henry1455 en su cuenta de Twitter. La publicación se hizo viral porque en Guayaquil se bromea sobre los laberínticos pasillos del centro comercial, uno de los primeros de la ciudad. Pero la respuesta del community manager (CM) del centro comercial en Facebook fue una explosión en redes.

Henry (no quiso dar su apellido), quien posee 2.282 seguidores, cuenta con más de 10.000 likes al mensaje de la polémica. Nunca pensó que su tuit fuera a tener tanta repercusión.

Aclaró que él no participó en ninguna estrategia. “Solo se me ocurrió (el tuit) porque todo el mundo se ha perdido en ese centro comercial (debido a sus múltiples salidas)”.

Henry se enzarzó en un discusión virtual con la cuenta en Facebook denominada Albán Borja que reclamó por su broma. Mientras ocurría la pelea, los usuarios recomendaban al CM que guarde la polémica. En algún momento le pidieron mesura porque podía perder su trabajo. Entonces el perfil escribió: “Soy el dueño, imbécil”.

Las capturas del desencuentro se hicieron virales. Desde aquel día las imágenes con el intercambio circulan por WhatsApp.

Este medio intentó comunicarse por dos días con Pedro Caicedo, administrador del centro comercial Albán Borja, para confirmar si esta cuenta es real o sí él es el CM, pero nadie confirmó este dato. Sin embargo, los dueños de las tiendas verifican que sí es del centro comercial.

El hermetismo frente a la afirmación de quién maneja esta cuenta  genera controversia. Al marcar al número de información que aparece en Facebook responde una persona sin vínculo con el centro comercial.

“Empezamos a tener demasiadas llamadas durante todo el día con personas que empezaron a bromear y encaminamos el número a uno aleatorio. Creo fue un gran error”, explica el CM de Albán Borja.

Blanca, dueña de esa línea, es la más perjudicada. Desde el fin de semana ha recibido miles de llamadas con mofas preguntando por ‘el señor  Albán Borja’ y si aceptan los pagos en ‘sucres’.

“Pido que por favor dejen de marcar. Este es mi número y no de otra persona”, solicita enérgicamente Blanca. 

Por su parte, el CM de Albán Borja, quien prefiere mantener su anonimato, indicó que tras recibir esta atención iniciaron una estrategia a través de sus redes, ya que nunca han invertido en publicidad pagada.

“Fue una casualidad... Hay que saber aprovechar las oportunidades. Las personas se cansan de formalidades y seriedad; buscan el ocio, distraerse, reírse, entre otras cosas”.

La estrategia les resultó. Hasta el 18 de septiembre la cuenta en Facebook del centro comercial, que fue abierta en 2014, contaba con 1.200 seguidores, pero en menos de una semana ya suma más de 10.066.

Sara Maldonado, dueña de la tradicional tienda La Tía Sari, que tiene 32 años en su local (de los 34 con los que cuenta este centro comercial), menciona que tras la publicación el sitio tiene mayor afluencia, pero desconoce quién maneja las redes del sitio. “Supongo que es Pedro Caicedo, el administrador, quien responde en internet, o alguien que trabaja en su equipo. Me parece excelente su estrategia”.

Asimismo, Carmen Aguirre, administradora de New York Discount, aplaude lo hecho por la administración y comenta que el manejo de las redes va de la mano con la remodelación de su infraestructura.

El uso de redes ahorra en publicidad

Paúl García, gerente general de Lapto2 Design, empresa que provee el servicio de marketing digital, considera que en el entorno existe mucha facilidad para hacer gestión comercial, que antes no se podía realizar ya que los costos publicitarios en los medios de comunicación tradicionales son altos.

“El impacto para hacerse viral es que el Albán Borja utiliza una debilidad para convertirla en fortaleza”.

“Al responder ellos entablan una conexión directa. Claro que al inicio fue mal respondida, lo que generó polémica, ya que se notó que no fue bien manejada, pero luego -creo que al paso- diseñaron una estrategia para atraer al cliente y ahora esta continúa con una posible fiesta de Halloween”.

Aunque para García, ellos supieron aprovechar ser tendencia, destaca que los community manager deberían tener un límite y no mencionar a otras empresas para mantener su posición.

Y es que ahora la cuenta de Albán Borja asegura que los ataques provienen de empleados de otros centros comerciales, de los que se burla. Incluso ha aparecido una cuenta falsa de Policentro.

Karen Viteri, representante de DK Management Services, empresa que maneja la comunicación digital de San Marino, aseguró que ellos no van a responder.

“Nosotros no podemos ser reactivos. Preferimos no validar este tipo de comentarios porque tenemos otro tipo de estrategia”. Lo mismo aplicará Mall del Sol. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: