Viernes, 25 Noviembre 2016 00:00 Tele Mix

Leonardo Pastore reconstruye el tango de Gardel en un álbum

Leonardo Pastore recurrió a León Gieco y Jorge ‘Portugués’ Da Silva para la grabación del álbum Carlos Gardel original.
Leonardo Pastore recurrió a León Gieco y Jorge ‘Portugués’ Da Silva para la grabación del álbum Carlos Gardel original. Fotos: Karly Torres / El Telégrafo

El intérprete argentino cantará mañana en Quito. El miércoles y jueves se presentó en Cuenca y Guayaquil.

Redacción Telemix

Leonardo Pastore (27 de septiembre de 1972) siempre ha estado vinculado con Carlos Gardel, a través de las historias que Juan Antonio, su padre, relataba en su casa de Lanús, la misma localidad bonaerense en la que nació el letrista de tango José María Contursi.

Él y su hermano gemelo, Marcelo, escuchaban los discos de pizarra y vinilo que coleccionaba su progenitor. Aquellas experiencias lo influenciaron tanto que a los 12 años ya interpretaba tangos en el Café Tortoni, donde Gardel cantó dos veces y luego se convirtió en cliente habitual. Esas primeras presentaciones de Pastore datan de hace 34 años cuando el rock nacional argentino estaba en apogeo tras la guerra de las Malvinas, de 1982.

Pese a eso la formación de Pastore es tanguera. Aun así ha interpretado diversos géneros musicales, incluso versiones de canciones de Fito Páez. No obstante, se identifica con el canto lírico y el tango con registros de tenor. Tres décadas después de sus inicios en Café Tortoni, Pastore grabó Carlos Gardel original, que el pasado 17 de noviembre compitió en la decimoséptima edición del Latin Grammy en la categoría de Mejor álbum de tango, que finalmente ganó Nicolás Ledesma con Cuando llora la milonga.

Más allá de eso Pastore rescató el sonido original de las canciones que el ‘Zorzal Criollo’ grabó entre 1930 y 1935, el año en que murió a causa de un accidente aéreo en Medellín.

“La idea de los arreglos fue de mi hermano Marcelo. Quisimos reconstruir la música de Gardel en una época donde predominaron las guitarras. Fueron seis tediosos meses de sacar cada nota de José María Aguilar, Guillermo Barbieri y Ángel Riverol, los guitarristas que entonces tocaban con Gardel”.

“No fue un trabajo fácil porque en aquella época se grababa de forma más artesanal. Era prácticamente en vivo, con un micrófono ambiental. El desafío era captar cada detalle. Para ese trabajo contamos con Lucio Bruno Videla, quien es el director del disco Carlos Gardel original; el pianista Hernán Malagoli y el guitarrista Pablo Alessia”, refiere el cantante lanusense.

Pastore ofreció un concierto el miércoles pasado en el teatro Pumapungo, de Cuenca; al día siguiente en el Bankers Club, mientras que un tercer recital está previsto para mañana en la Casa de la Música, de Quito, basado en el disco.

Pastore, quien tuvo como maestro vocal a Héctor De Rosas, añade que el disco y el concierto también rinde tributo al violinista Terig Tucci, quien fue el arreglista radial de Gardel entre 1933 y 1934.

Incluso el ‘Morocho del abasto’ le solicitó a Tucci que fuera el director de la orquesta que lo acompañó en las películas filmadas en Estados Unidos (Cuesta abajo, El tango en Broadway, El día que me quieras y Tango Bar).

Cuenta Pastore que durante esos años en Estados Unidos Gardel conoció al acordeonista Joe Biviano, quien había tocado en el Carnegie Hall de Nueva York. Aquel relato lo supo de su padre Juan Antonio, de los músicos con los que produjo el disco Carlos Gardel original y el libro que escribió Tucci en 1969.

Ocurrió que en Nueva York no había bandoneonistas y Gardel precisaba de uno. Por eso Biviano se vinculó con el ‘Rey del Tango’.

En 1933 un adolescente Astor Piazzolla estuvo a punto de tocar el bandoneón con Gardel, pero sus padres no le dieron permiso, cuenta Pastore, quien además del tango le gusta la música de Agustín Lara, Louis Armstrong, León Gieco y otros.

De hecho, este último es el productor artístico del álbum Carlos Gardel original, mientras que Jorge ‘Portugués’ Da Silva ejerció como ingeniero de sonido y mezclas.

Las 14 canciones del disco, entre ellas ‘Yira yira’, ‘Por una cabeza’, ‘Mi Buenos Aires querido’ y otras, fueron grabadas en los estudios Moebio e ION. En este último se produce el programa Encuentro en el estudio, que se aprecia por el canal del Estado argentino y en YouTube. Allí los músicos grabaron en un cuarto y  en otro, separados por un vidrio. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Twitter

Banner