Guillermo del Toro recibe premio en Venecia

| 11 de Septiembre de 2017 - 00:00
El cineasta Guillermo del Toro en el momento en que recibía el galardón en sus manos durante la Mostra de Venecia, en Italia.
FOTO: Foto: AFP

El afamado director mexicano obtuvo el León de Oro en el festival de cine italiano por su reciente película de fantasía romántica La Forma del Agua, protagonizada por Sally Hawkins.

El jurado de la 74ª Mostra de Venecia premió el sábado pasado al mexicano Guillermo del Toro con el León de Oro por La forma del agua una magistral y delicada fábula de amor entre una princesa muda y una extraña bestia anfibia.

Su filme, proyectado la semana pasada, impactó, tanto  al público y a la crítica del festival.

Ambientada en 1962, en plena Guerra Fría, cuenta la historia de una joven muda, Elisa (Sally Hawkins), cuyos únicos amigos son una compañera de trabajo negra y un vecino gay. En una oda a la diferencia, se trata del “antídoto perfecto contra el cinismo”, declaró el director.  “El cuento de hadas es el antídoto perfecto contra el cinismo, ya que llega a las emociones”, subrayó entonces el cineasta.

En esta cinta, el mexicano vuelve a dar rienda libre a su pasión por las criaturas fantasmagóricas, mediante un llamativo universo visual.

“Si uno se mantiene fiel en lo que cree, en lo que realmente cree --en mi caso los monstruos-- se puede hacer todo”, dijo el director el sábado por la noche al recibir el premio entregado por la presidenta del jurado, la actriz estadounidense Annette Bening.

“Tengo 52 años, peso 110 kg e hice más de 10 películas”, dijo con el premio en la mano el director de El espinazo del diablo (2001) o El laberinto del fauno (2006).

Del Toro, que vive en Estados Unidos, dedicó el premio “a todos los directores mexicanos y latinoamericanos que sueñan con hacer algo que tenga un mensaje y a quienes les dijeron que no se puede hacer, sí se puede hacer”.

“Creo en la vida, en el amor y en el cine”, añadió.

El segundo premio más prestigioso, el León de Plata, fue para el francés Xavier Legrand por “Custodia”, que trata un dramático divorcio en el que el niño es rehén de la relación cada vez más hostil entre sus padres. Legrand también fue premiado con el León del Futuro, para la mejor película debutante. Custodia es su primer largometraje, que es una feroz denuncia de la violencia contra las mujeres.

El mejor guion fue para el humor negro del británico Martin McDonagh con Three billboards outside Ebbing, Missouri, una tragicomedia llena de ingeniosos diálogos y salpicada por los peores insultos que existan en Estados Unidos.

El filme narra el combate de una madre en duelo (Frances McDormand) contra la policía local.

“Pasamos un maravilloso momento (en Venecia), con magnífica pasta, magníficos Negronis, pero esta es la mejor parte” dijo el director.  El premio a la mejor actriz fue para la británica Charlotte Rampling por su interpretación en Hanna.   El galardón al mejor actor fue para Kamel El Basha por su papel en El insulto de Ziad Doueiri (Italia).

El director israelí Samuel Maoz obtuvo el Gran Premio del Jurado por Foxtrot, una tragedia familiar contada en tres actos.

Por primera vez en la historia del decano de los festivales de cine se incluyeron filmes de realidad virtual. El trofeo a la mejor cinta de esta categoría fue para el estadounidense Eugene YK Chung por Arden’s Wake Expanded. (I)